Poesía perpetua

Ilustración: Helga Berger, https://ar.pinterest.com/

Veo tu figura, en aquellos largos viajes en tren. Mientras escucho el sonido que producen los rieles, y los pájaros afuera se pierden en la profundidad del viento, y el paisaje parece una larga película que se reproduce hasta el infinito.

Cuando llego a la ciudad y camino por el tumulto de gente, que se asemejan a numerosas manadas que corren y gritan, se atropellan, y como incógnitos continúan sus trayectos; en el anonimato de alguna mirada que tal vez se cruce con la mía.

Al leer los peores versos de la literatura, y correr el riesgo de recordarlos. Como estampas impresas en la memoria, se desgastan en el tiempo y se convierten en polvo de libro intacto.

Escuchando las notas musicales, aquella melodía que en mi cabeza es una constante. Como el zumbido del silencio que nos atrapa y nos adormece en las aguas eternas de los sueños.

En los besos que no son tuyos, y en las caricias que excitan el alma. Mientras que afuera el sol despierta e irradia la luz que nos ilumina por entre la persiana; y entonces yo me pregunto: ¿Cuándo se acaba?

Por: Male Biangardi (Argentina)

porcelana-fina.blogspot.com.ar


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s