Enemiga querida

Enemiga querida, que tratas en vano de darme consuelo,
como trata el viento de secar las lágrimas,
amiga que siempre estás
al lado de mi ventana;

yo ya, no sé si te quiero o te odio,
a veces eres tan amarga,
que sacudes desde el fondo
los adentros de mi alma;

otras veces, sin embargo,
me arropas tras tus miradas,
me haces reír, me aconsejas,
sacias el llanto y das calma;

más tus brazos son cadenas
a este alma desolada,
y agua fría para el fuego
que a mi corazón abrasa;

y te tengo miedo a veces
de que, aunque estés,
no te vayas,
de que de mí te enamores
y no compartas mi cama;

yo, que tanto te necesito,
tanto a veces tú me matas,
que no hay ruido que calle
al silencio que me atrapa;

enemiga querida, que tratas en vano de hacerme libre,
aunque a veces lo consigas,
amiga que siempre estás
al lado de mis palabras,
alzando mi pluma al viento,
cuando, a escondidas, me salvas.

 

Por: Lidia Villalobos (España)

laciudaddelasnubes.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. lindo poema gracias por compartilo

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti por leerlo!! Me alegro mucho de que te guste 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. Pero qué belleza!!!! Besos a tu alma.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tus palabras!!! 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s