Infancia

Cuántas veces quisimos ser algo,

en lo que ahora ni siquiera pensamos.

Cuántas veces quisimos soñar, ser, poder, conseguir

lo que nuestra mente nos obligaba a sentir.

Cuántas veces soñamos con alcanzar el cielo y vivir en él.

Tan niños y tan ciertos,

la inocencia de querer y poder,

las ganas de comer

y alimentarnos

con un mundo que ahora,

no tiene que ver

con lo que vimos ser.

 

Por: Noviembre Violeta (España)

noviembrevioleta.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Jose Lobo dice:

    ¿Ser algo? ¿Acaso ser no es uno mismo y no lo que a lo que uno se dedique o ambicione?.
    Con todo respeto una auténtica cursilería y una ofensa llamarle escritura a esto.
    Basta de cielos, Los infiernos también existen. Los sueños están bien para eso, sueños, no más.
    Saludos

    Me gusta

    1. DixieDay dice:

      Pues me disculpa usted, Jose Lobo, pero una auténtica tontería es su comentario pues deja bien claro que no ha leído todo o lo ha leído sin leer, no ha entendido ni un poquito lo que quiere decir.

      Me gusta

  2. DixieDay dice:

    Es un gran poema, una verdad innegable… Un mundo que es diferente de lo que creíamos y es por eso que estamos en la obligación de no dejar de ser esos niños con sueños y esperanzados, para que sea un poco mejor; no ser un zombie más de la sociedad. Bueno, es lo que yo percibo. Saludos 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s