Necesitamos un plan

Cuando llegaron al tercer planeta del remoto sistema solar, su esperanza fue inmensa. Minutos más tarde aterrizaban en medio de una de las ciudades primitivas.

Apenas bajaron de la nave, su esperanza se diluyó ante la visión de millones de hombres solitarios, pesarosos, deprimentes.

Fue la figura de una mujer al fondo lo que les trajo de nuevo la esperanza para la propagación de su especie. Ahora la cuestión era, ¿cómo raptarla sin crear otra masacre interestelar?

 

Primer lugar del Segundo Certamen de Micro relatos “Melgar” organizado por la Editorial Letras como espada (España).

 

Por: Alexandro Arana Ontiveros (México)

alexandroarana.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s