A cualquiera lo llaman poeta (yo soy el poema)

Te espero sentado
frente a un pozo negro
que no deja sombra.

Yo te espero estático,
dejando crecer
la yerba del suelo.

Aunque te resulte
este verso incómodo,
veo necesario
ser algo distinto.

Si algo dice el tiempo
es que todo cambia
y quizá no sea
una cruel locura
alargar mi espera.

El pozo se seca
y la yerba crece.

He llegado a ver
poemas peores;
los inacabados,
otros del olvido,
consumidos solo
por la soledad.

Sin embargo quedo
con sabor amargo
desde el primer paso,
no el de escribir todo
sino el de observarlo,
ver cómo empeora
sin nunca poder
borrarlo por miedo.

Esperé encontrar
un final temprano,
que durase poco
y no molestara
pero sigo aquí
con los pies en yerba
frente a un pozo oscuro.

Aunque no haya ritmo
y solo desidia,
aunque no haya voz
y solo silencio,
en estos renglones
que viven torcidos
dejé mis palabras
sin recordar vientos
que versos se llevan.

Pero hoy veo el pozo
con serenidad,
tristeza y nostalgia;
por la yerba veo
un distorsionado
cielo de zafiro
que no me recuerda
más que olvido y pena
con unos poemas
que nunca llegaron
para ser leídos,
simplemente fueron
parte de la sombra.

Por: Jesús Pacheco Pérez (España)

instagram.com/jesuspachecoperez


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s