Carlos Vásquez (Venezuela) Cuentos Escritores de Letras & Poesía Relatos

Muerte en el campanario

Se encontraba solo, desorientado. Comenzaba a caer la noche en la ciudad por donde transitaba en aquel entonces, momento en el cual notó como las campanas de la catedral de la plaza principal comenzaron a sonar, con su compás reconocible desde cualquier lugar y desde cualquier distancia.

Se hallaba indeciso entre regresar a su lugar común o aventurarse a algún espacio diferente a su confort; optó por lo segundo. Convencido del lugar al que se dirigía, comenzó a tararear una vieja canción que le calmaba las ansias, confiado en que la noche se llevaría los pesares.

Subió como pudo sin que nadie lo viera, sin que nadie lo escuchara, y cuando llegó hasta su meta final se quedó absorto contemplando el paisaje: una ciudad silenciosa, sin brillo más allá que el de las estrellas que se asomaban tímidas en el firmamento. Detrás de sí, la campana empezó a cesar su movimiento rutinario.

Sentado en la cornisa que adornaba al ventanal —el cual protegía al campanario—, sus pensamientos volaron con el silbido del viento que se llevó las hojas secas de los árboles. Sacó de su bolsillo un viejo acompañante: un reloj de plata recién pulido, cuidado hasta el más mínimo detalle con una paciencia minuciosa. Jugó con él entre sus manos dubitativas, esperando que una señal le cayera del cielo, instante en el cual un copo de nieve se posó en su palma. Lo miró con detenimiento, no era habitual que nevara en aquella época del año. Mientras se deshacía, tomó finalmente su decisión.

Cayó sin mucho ruido, nadie se percató del momento en que chocaba contra la tierra áspera del jardín de la catedral. Se rompió en pedazos, irreconocible, destinado a ser cubierto por el paso del tiempo, curiosa ironía considerando que era un reloj. Desde la cornisa vio aquella escena, recordando la liberación sentida al momento de arrojar el reloj con la mayor fuerza que pudo. Los brazos cansados por fin caían a sus costados.

Un peso se eliminó aquella noche, una muerte en el campanario que le cambiaría la vida.

Por: Carlos Vásquez (Venezuela)

riakv.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s