Escritores de Letras & Poesía Reflexiones Tintazul21 (República Dominicana)

Alma de colores

Siempre estaré en medio de dos vías distintas de la carretera, cruzando de un lado a otro sin fijarme en la velocidad o las intenciones del vehículo de turno que me intenta interceptar y que, la mayor parte del tiempo, termina atropellando a mi despistado corazón que no se cansa de intentar ser copiloto de alguien más.

Siempre estaré entre dos mundos diferentes, tomando todo lo bueno y malo que me puedan regalar, no porque no pueda tomar una decisión consciente sobre donde quedarme, sino porque he aprendido a apreciar ambos horizontes con la misma emoción, y a contar sus lunares como estrellas igual de hermosas, igual de brillantes.

En cada uno puedo ver colores opuestos que se repelen entre ellos, pero me atrapan con la misma intensidad cuando me quedo mirándolos fijamente, porque mi alma está situada en el lugar preciso donde cruza el arco iris para que absorba todos los destellos de luz posible que dibuja el sol desde el firmamento. Esa luz que crea espectros indescriptibles cuando se sienta en mi pupila, pintando una realidad alterna solo para dos donde todo es perfecto, sublime y posible.

Y es que esta alma de colores se ha cansado de segregar y simplemente deja entrar a cualquiera que parezca quererla, que pueda tener una conversación inteligente sin necesidad de alcoholizarse, que no permita que los silencios resulten incómodos y sepa entregarlo todo en un beso. El frasco donde el amor esté depositado ya no lo miran los ojos, porque el cuerpo, sea azul o rosa, ha pasado a ser un recipiente donde la personalidad de ese ente maravilloso se encuentra guardada.

Mi corazón siempre estará dividido a la mitad, albergando a dos personas con personalidades invertidas que han aprendido a convivir juntas y se permiten de vez en cuando complacer sus necesidades afectivas. Una dualidad que lejos de inquietarme, me ha hecho ver la vida con ojos más sinceros, con una clara visión de que eso a lo que llamamos amor no puede amarrarse o redirigirse por voluntad del cerebro.

Para muchos debe ser intrigante como funciona mi mente, cómo es posible que no pueda orientar mi brújula hacia el norte o el sur y la mantenga siempre en en el borde. Para mí es como bailar dos tipos de ritmo, poniendo atención a cada movimiento, sin soltar nunca las manos de quien guía la pieza en ese momento, aprender bien cada paso pero nunca bailar los dos a la vez.

Nunca me he sentido perdida a pesar de que he navegado por aguas oscuras, ni mucho menos confundida sobre quien soy, por eso no puedo comprender cuando alguien trata de calificar mi vida como una “etapa”, mis sentimientos como un “error”, intentando descifrar emociones que no son suyas. No pueden ver que en la vida no hay simplemente negros y blancos, también los tonos grises son parte de este mundo, donde las almas como la mía intentan cada día más sentirse libres.

 
(3)

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.