Escritores de Letras & Poesía Luna Caótica (Colombia) Prosa Poética

Soñé

Soñé que escribía en medio de las sombras, en la oscuridad de un invierno de octubre, cuando deberíamos estar en un otoño impregante.

Soñé que un poema brotaba de mi cabeza, y que las llagas de las flores ardían en mí, que de los pétalos nacía un rojo carmesí con aroma a vómito.

Soñé…

Las palabras salían y salían, mientras yo pedía sueño; mientras yo tenía sueño. No de ese que dura hasta que duermas una siesta, sino de ese que clama un campo, un par de margaritas teñidas de morado o quizás una rosa blanca; de ese sueño que causa lágrimas a tus queridos y que no tiene amanecer.

Me soñé…

Me soñé entre tierras desconocidas; el viento soplaba como nunca jamás, yo yacía rodeada por huesudos cuerpos sin movimiento, mientras violines cantaban a lo lejos alborotando las almas.

Sentía frío, y estaba desnuda… Desnuda dentro de la negra noche inmersa en el silencio.

Soñé…

Soñé que llovía; llovía de una forma en la cual la naturaleza maravillaba mis ojos y los aterraba a la vez, en tanto me volvía polvo…; sí, polvo en el invierno de una oscuridad lóbrega encarnada en el décimo racimo de mi año peor.

Llovía…

Llovía y mis ojos resaltaban bajo la lluvia espantosa, y noté un hoyo oscuro, me sentía tan asustada como atraída por él; sabía que sería peor que lo que suelen llamar infierno, pero ha de ser mejor que estar en el vacío de… un sueño.

Mi poema se escribía en una base de cemento; mi nombre lograba leer, tanto como un siente de marzo con un año borroso tallado.
Qué precioso poema, quizás no hay forma más perfecta de encajar palabras como en mi poema…, en mi último poema.

Lloré…

Lloré porque desperté de mi majestuoso sueño. Era amanecer ya; amanecer en que llovía, y yo deseaba que lloviera, pero también deseaba que ese fuera mi último sueño; deseaba que mi último octubre se fundiera en la divina oscuridad de algo que… soñé.

 

Nota del escritor:

La razón por la cual hablo de un octubre y no de un abril, es porque he escrito esto en época de octubre.

16

Anuncios

One comment

  1. Hola Luna, soy cautivado por ese ojo a la cabeza de esta entrada. Ojo asustado aprovechando la oscuridad, ojo curioso que necesita ver lo todo, ojo irrestible como ellos de las Sirenas que llaman a los hombres a seguirlas y ahogarse en el mar. Luna, ¿aquel ojo es el tuyo?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.