Cuentos/Relatos Dionisos y Apolo (España) Escritores de Letras & Poesía

Que alguien me mate

 

Esta consciencia intermitente, estos destellos de lucidez, que van y vienen, son como sal en los ojos, ascua en la herida, dolor destilado.

Porque, en esos momentos, como ahora, me imagino, me siento, me veo.

Yo no soy esto que está aquí exánime, vencido, yo no quiero ser este residuo, esta sombra, este saco de escombros, esta ruina. No me reconozco en esta cosa, esta indecencia, este amago de hombre.

 No termina su trabajo esta muerte despaciosa. No atiende, no viene. No acudirá hasta verme aniquilado, humillado, devastado hasta el último rincón. Hasta que ningún trazo de resto humano quede en mi. Solo entonces terminará su cerco feroz, su demolición lenta, minuciosa.

Me alimentan por la sonda, me traquetean sin miramientos cuando me quitan los excrementos, me lavan, me ponen el pañal o me mudan la ropa. Me manipulan como si cosa fuera, como si de un fardo me tratara. Alguna vez alguien murmura un juramento de impaciencia. Pasan, entran y salen ante mi desnudez indefensa.

Otros, tal vez los que vienen a verme, se inclinan, se asoman a mi y me miran con lástima, con conmiseración, me interpelan como a un niño, me sonríen estúpidamente, me preguntan simplezas.
No entiende, dice una voz.
No reconoce, señalan por ahí.
Mira sus ojos, parece que quiere decir algo, observa alguien.
Pobre, con lo que fue…, apostilla, atrozmente, otro.

No me dicen nada esos rostros. No reconozco a nadie.

Como un paquete me trasladan de la cama a la silla de ruedas. Me “sacan”, me pasean por el jardín. La joven que me lleva habla poco, me tutea, alza la voz como si sordo o lelo estuviera, confianzuda, casi con impertinencia.  Ni rastro de respeto, ningún tacto, ni asomo de consideración, nada de sensibilidad.

No puedo defenderme, no puedo indignarme. No puedo gritar mi desesperación, no puedo aullar ¡Basta!, no puedo insultar… No puedo, no quiero hablar.

Quiero huir de esta cárcel carcomida; quiero, como humo, desvanecerme. Que pare esto, que esta indignidad se termine.

 Quiero regresar a la nada, de donde vine.

Que no me miren, que no me hablen, que no me toquen, que se aparten, que se quiten, que me dejen, que desaparezcan.

Que me maten. Que alguien me mate.

Ayuda.

6b (5).png

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.