Escritores de Letras & Poesía Isa Serrato (México) Prosa Poética

No es tiempo

Todavía no es tiempo de desvestirnos a promesas ni de jugar a eternidades, pero podemos volver a contar las coincidencias que te trajeron hasta aquí.

No es tiempo, más que de preguntarte otra vez, si no estoy cayendo muy pronto sobre las redes que trenzaste para mí con tu destino. Y de que me recuerdes entonces, esa brújula que siempre calibró mis pasos y direccionó mi vida hasta los caminos que se dibujan en tus palmas. 

No es tiempo, más que de agradecerte por ofrecerme un amor sin cláusulas, después de que menospreciaron todo el amor que me cabe en las entrañas porque no estaba zurcido a la medida de una triste lista con los requisitos más mezquinos. Agradecerte entonces, por invitarme a querernos sin términos ni condiciones. 

Agradecerte por romper todas mis reglas y enseñarme a vivirnos en presente y en indicativo, porque tú entiendes que el tiempo no entiende cuando se trata de querer y que a hubieras se malgasta la vida. Por valorar lo que me florece de la boca, me revolotea a tifones el pensamiento y me conquista la sangre. Por valuarlo por encima de todo lo que promete mi carne. Por abrazarme fuerte cuando la verdad se me escapa de las manos y arroparme cuando todo lo que no escogí me rompe. 

No es tiempo, más que de contarte la verdad. Decirte que si se trata de ti, te quiero más que para flor de bolsillo y beso hurtado en febrero. Te quiero para alborecer con tu mirada todos los inviernos que me quedan. Y que si se trata de mí, te quiero para regalarte las palabras que todavía no encuentro. Ser mi sosiego a pie de muelle en las noches de borrasca. Descubrir en tus ojos el faro y final de todos los vendavales que me desbaratan las madrugadas. La bonanza que busqué toda mi vida. Y esperar a que te quedes, porque siempre supe que mi lugar es donde la paz es. 

No es tiempo, más que para querer medirte el alma todos los días, hasta que la cinta te quede corta y la métrica no alcance, porque si algo deseo más que nada es contemplarte convirtiéndote en la mejor versión de ti mismo. Quererte para resanar a caricias todos los resquicios que la vida injustamente te cobró. Correr siempre un peldaño más arriba de las escaleras, para siempre alcanzar tu frente con mis labios. Encontrar tu voz entre mis sábanas y respirarte antes de dormir. 

Todavía no es tiempo para apostar contra el azar y pedirte que te quedes, aunque yo ya no me voy a ningún lado, pero podemos volver a contar las coincidencias que te trajeron hasta aquí. 

6b (10)

Anuncios

12 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.