Adolfo de Paz (España) Prosa Poética

El hogar de la tristeza

Nada quedará de nosotros después del anochecer, nada de todo esto permanecerá cuando nos hayamos marchado. El silencio ahoga nuestras palabras y el polvo nuestras acciones. El mar de la penumbra nos espera y sus olas no alcanzarán la orilla. Librémonos con valor de todo mito, creencia, teoría o religión que implique un consuelo de esta verdad. Caeremos entonces en la desesperación, seremos vagabundos de la melancolía. En nuestro interior se habrá construido una morada en la que la tristeza tendrá calor y refugio. El nihilismo será un concepto demasiado superficial y limitado, excesivamente absurdo ante la tempestad de nuestras lágrimas. Nuestro tiempo es un fragmento roto en la oscuridad.

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: