El pingüino

Vistiendo elegante
de ónix y mármol,
viajas sobre el hielo.

De suaves pasos,
y distraído andar.
¿Cuánto caminarás
si el viento sopla,
en huracanada ira?

El amor se aletarga,
cuando la vida ruge.

Peregrino gélido
¿Dónde está tu amada?
Quizá expectante,
quizá olvidada.

Si la fuerza te guía,
que se doble
y no se parta.

Como un remolino,
que firme avanza,
sin detenerse atrás.

En mudo pico,
bufas una canción,
si el cielo te oye
teñido de esmeralda
te dará la razón.

Publicado por Kaburrrrrr

El pájaro que canta sobre el techo, sobre la armadura de pulidas tejas; con el pico embarrado y las alas empapadas de cielo; se parece a mí, cuando te busco por las mañanas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: