Nos alcanzó el destino

Nos alcanzó el destino en el momento que aterrizamos a la realidad. Quisimos jugar a ser nuestros, pero los plurales interrumpieron el comienzo y poco a poco el silencio se volvió parte de la verdad.

Nos alcanzó el destino.

Y todas las veces que dijimos querernos ahora parece más bien un relleno para evitar la soledad, un acto fingido que en su momento fue mi mayor certeza, un camino que no tenía comienzo ni final, una promesa que nunca se cumplirá.

Nos alcanzó el destino y nos desgarró las entrañas, abrió las heridas que guardé dentro de mi alma desde el momento que alcé mi voz ante el alba, clavó una daga en el recuerdo de aquella noche que tus brazos fueron mi mejor sábana y susurraste a mi oído el cantar de tus sentidos. No pudimos evitar desangrarnos lentamente, perdernos ante la multitud mientras el dolor nos consumía.

Nos alcanzó el destino y el silencio gobernará nuestro futuro.

Publicado por DianaGars

Cuando tenía 14 años mi sueño más grande era estudiar Letras Inglesas y Música con la idea de ser una versión mexicana de Thom Yorke, pero a los 22 años me gradué de ingeniería mecánica y a los 23 de diseño de modas. Escribo desde los 12 y leo desde que tengo memoria (o desde que aprendí a leer, que es básicamente lo mismo). Soy una melómana empedernida que de vez en cuando juega a tocar el piano o la guitarra. Viajo todo el tiempo porque dicen que ayuda a escribir mejor. Me gusta la ciencia tanto como las artes y el vino tanto como el café. Ahora mi sueño más grande es vivir mi vida al máximo, esperando que algún día alguien de 14 años sueñe con ser como "Diana García" y termine encontrándose a sí mismo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: