Invierno

Estoy solo;
el silencio me antecede,
el murmullo de veloces
vehículos 
y los motores que roen
el vibrar que quiebra mi temple.

Sigo pensando en caminar
por arboleda trunca y
con su mano de peonía: libertad.

La humedad mata mi pensar
quiebra el hilo de la tempestad,
siquiera concentrarme puedo
por clima tan austero;
si fuese escoba,
rogaría ser sombrilla.

Pesado, cansado y desgastado;
Buenos Aires maltrecho,
no linde su plata, mero canasto de pajonal.

Sarta de sentires de invierno oculto,
me tiene sin poder brillar
¿Cómo centrar la vista?
Si los perros
ladran a la distancia;
se oye vuelo divino
de un arcaico ruido en el matorral.

Publicado por Elías L. Brizuela

Soy un joven emprendedor de 22 años. Estudio Comunicación Social y realizo un Máster en Marketing Digital y Desarrollo Web. Además, escribo y soy músico. Creo que el arte y las humanidades, pueden cambiar al mundo y que combinado con grandes estrategias de comunicación y ventas, pueden generar un impacto mucho más grande.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: