Celeste Jiménez (España) Poesía

Mi escalera

Me preguntabas que qué quería cenar
y no entendías
que lo que yo tenía era hambre de ti,
de devorar tus miedos,
tus entrañas
y esos labios cosidos a medida de mi piel.
Mi alegría se medía según mi columna vertebral era como una escalera
y, cada hueso,
como un peldaño                                                                                                                                    que subías beso a beso.
Pierdo el equilibrio yo si apartas tus dientes de mi vientre
y aterrizas, gitano,
en otras carnes a las que disparar.

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: