Daniel Tapia (España) Poesía

Me descolgué una flor del pelo

Hoy he vuelto a casa,
con una flor colgada del pelo,
regalo del calor que ya acompaña,
amarillo, como lo hace el sol en el cielo.

Robados marzo y abril,
lo que vendrá después de los días muertos,
le viene grande a la imaginación,
que llega a la cena sin los cubiertos.

Miopes al futuro del mundo,
con los zapatos sin cordones,
los buzos sin sus bombonas,
a ralentí, todos los corazones.

Los vecinos sonríen a media luz,
y yo lo celebro con ellos,
Elio sabe que llega el verano,
y tras el aguacero, los primeros destellos.

Me pregunto si recordaremos,
cuando el ruido vuelva al ruedo,
el trino de los pájaros en la siesta,
que espantó los cantares del miedo.

Y si mañana no se cantan,
nuevas canciones al oído,
si mañana no hay más alientos,
y los abrazos quedan en el olvido.

Siempre quedará aquel día,
en que asomó una estrella del cielo,
y al florido calor de un nuevo mayo,
descolgué, para plantar, una flor de mi pelo.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: