Kabur (Argentina) Poesía

Piernas

Tus piernas son infinitamente blancas,
como las trémulas ramas de los pinos en invierno.

La noche abre sus fauces negras y las nubes huyen
en bandadas violetas que vuelan juntas hacia el oeste.

Y te reís de pronto y todo se disipa.
Lo negro y violeta. Lo oscuro que abraza al viento.

Solo queda, de repente, tu risa y lo claro.
Tus piernas largas que no conocen el suelo.
Que no conocen tampoco, por desgracia,
el fuego de mis manos, el agua que brota de un beso.

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: