La infalibilidad del azar

En el azaroso 

juego de la atracción,

uno lanza los dados

con tal grado de esperanza,

solo para que al final 

la otra persona

mire el resultado 

con indiferencia

y aparte los dados 

de su vista rápidamente.

En última instancia,

no se puede hablar de certeza,

ni pedir clemencia al cielo,

lo único que resta 

en casos como este,

es saber apreciar 

los pequeños gestos

que da la vida 

antes y después

de que los dados

 terminen de moverse.

Publicado por Juan Pablo Merino

Estudiante de la maestría en Estudios de Asia y África con especialidad en China. Edad: 25 años. Disfruto de la lectura y de dejar una huella de mis pensamientos por medio de mis escritos.

Un comentario en “La infalibilidad del azar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: