Kabur (Argentina) Poesía

Cuando besas

Cuando besas, un trueno tuyo,
ahuyenta mis miedos como aves.

El firmamento rosa se trasluce
como el vino que duerme en la copa;
como la sangre que baña tu frente,
si a tu pelo lo alcanza mi boca.

Mis brazos, como una boa se estiran
y te envuelven. Te asfixian.
Ciñen tus curvas, dunas, valles,
ciñen todo.

Mi espalda erizada se ensancha,
y te cubre, como un águila que cela su nido
o su presa.

Y tus pies en punta, se alzan al infinito.
Al choque infinito de los labios, como cometas
en la profunda garganta del firmamento.

Cuando besas, un estruendo queda aprisionado
en la tráquea metálica de un rifle.
Un rifle sin voz que declara la tregua.
Declara la paz, que traen tus besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: