La penumbra azul de nuestras madrugadas

Es la penumbra azul de nuestras madrugadas
es el fantasma, la herencia, el ruido,
el vaivén de los barcos
los sueños que estallan en partículas negras
la carencia destruyendo las fronteras
de los escombros que se empeñan
en castigar nuestros pasos haciéndolos
puentes
es mi huida, ¿o es tu búsqueda…?

                        Es la patria sin madre,
                        la que las noches consume y carcome
                        la niebla de una realidad flotante.
                        Es el rumor del alma
                        de la historia, el yoyó de los tiempos,
                        el futuro del pasado y su llaga;
                        la quemazón que sangra
                        al separar sus raíces del pueblo;
                        es mi voz rendida… ¿O es tu llamada?

¿Y si es nuestra esperanza
arrojando luz sobre las amarguras,
buscando deshacer el embrujo,
sacarnos del bucle,
cortar con la herencia,
desafiar los hilos y los romances
entre el migrante y los mares?

                        Creo ver tu sombra de brillos de plata
                        con el ancla en mis pies,
                        bajo el sol en el celeste del alba,
                        y distingo mis naves a su vez
                        en tu arena varadas.
                        Pregunto: ¿será posible tejer
                        un puente que aproveche las amarras
                        pero nos deje ser
                        capitán de la que sintamos patria?

Por donde mi río se entrega al mar
hoy veo regresar tus barcas
izando el triste mensaje
de un sueño acabado…
¿Será tu patria que sigue soltando naves
queriendo ser la más grande?
Arrojando sus hijos a la vida
para que comprendan que el hogar
se alza donde no hay amarras.

                        Será nuestro orgullo anclado en el tiempo,
                        el dolor olvidado,
                        su ponzoña captada…
                        Serán las ánimas de nuestros pueblos,
                        la herencia y su candado,
                        la esperanza hechizada…
                        Pero ¡ay, la esperanza!
                        Aún se siente en los rotos del sueño,
                        verde su embrujo, dispuestas sus alas.
                        Si tan solo… ¡si tan solo mis dedos
                        pudieran nadar, bañarse en sus aguas!
                        Entonces volvería
                        la esperanza a brillar
                        en la penumbra azul
                        de nuestras madrugadas.

Publicado por Letras & Poesía

Somos una plataforma literaria que promueve el trabajo de escritores independientes. Lo hacemos priorizando el talento, fomentando la libre expresión y ofreciendo contenido de calidad, así como experiencias literarias invaluables a disposición de todos. Nuestro objetivo es posicionarnos como la plataforma literaria más destacada de habla hispana y como la mejor alternativa independiente para lectores jóvenes y adultos.

Un comentario en “La penumbra azul de nuestras madrugadas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: