Una casa, no un hogar

Vivo en una casa sin colores y
cada vez que amanece huele a centeno.
Aquí donde he perdido la noción del tiempo
permanezco encerrado sin esperar que algo cambie.

Por más que intento tocarla, cada vez está más lejos.
Las paredes blancas están enfermas de mí.
Las palomillas, moscas, ratas y hormigas me han traicionado,
no me queda nada más que existir en un lugar donde no quiero estar.

Hace tiempo, entre estas cuatro paredes, nació un moho,
gris azulado y comenzó a consumir el silencio.
En mi interior, su presencia me aprisiona profundamente cada vez más,
y ahora ya ni logro acercarme a ellas, me empujan, me odian.

Encadenado a esta ingrávida existencia
y a esta pesadez de los días esfumándose,
logro ver cómo la casa me mira y yo a ella:
es así como la casa está tan vacía como lo estoy yo.

David V. Morales
@davidvmorales
Leer sus escritos

Publicado por Letras & Poesía

Somos una plataforma literaria que promueve el trabajo de escritores independientes. Lo hacemos priorizando el talento, fomentando la libre expresión y ofreciendo contenido de calidad, así como experiencias literarias invaluables a disposición de todos. Nuestro objetivo es posicionarnos como la plataforma literaria más destacada de habla hispana y como la mejor alternativa independiente para lectores jóvenes y adultos.

Un comentario en “Una casa, no un hogar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: