Diario de mi casa (parte I)

El cenicero está vacío en el medio de la mesa ratona. Papá dejó de fumar hace años. Mamá siempre se quejaba del olor a toscano. Ahora la alfombra está divina, bien tersa y con olorcito a lana. Da gusto tirarse y revolcarse. Uno de los gustos que me doy en casa.

Todavía no llegan papá y mamá. A veces se demoran, cuando hay tráfico para volver del Centro. O cuando tienen que pasar a hacer algún mandado por Dieciocho.

Hoy cumplo veinte. Tal vez fueron a comprar algún regalo, o alguna otra cosa.

No festejamos mucho. Yo nunca fui muy de las fiestas.

Pero ahora estoy empezando a pensar en otras cosas. Conseguirme un trabajo, a ver si hago experiencia y empiezo a tener mi plata.

La plata. Esa cosa por la que tanta gente discute. Que hace tanta falta para vivir y darse gustos. Pero que algunos amontonan sin saber para qué.

Por suerte, papá y mamá no son así. A veces discuten, pero saben que la quieren por las dudas, para cuando estén viejos. Porque nunca se sabe si les va a alcanzar la jubilación.

Yo no quiero pensar en esa plata. Bah, no quiero pensar mucho, que es distinto.

Estoy en segundo de facultad. Me cuestan algunas materias, pero las voy llevando. Ya no tengo miedo de dar examen. Estudio, voy, los doy. Los salvo.

Me iba mejor en el liceo, ahí siempre sacaba sobresaliente. Pero acá es complicado. Un lugar enorme en el que sos apenas un número. No te dan ganas de hablar ni de preguntar nada. A veces, es en un cine. No hay lugar en los salones de clase.

En facultad no me hice amigos. Los del liceo los veo poco. No me llaman mucho.

El que sí me llama, increíble, es Paquito, aquel chiquilín tan simpático del colegio adonde había ido de chico. A veces me insiste que vaya con él a un baile. Yo no quiero. Nunca fui de bailes. No se me da por eso.


Próxima semana: mi pasado poco agraciado.

Por: Fabio Descalzi (Uruguay)

blogdefabio.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Guardar

Guardar

8 Comentarios Agrega el tuyo

    1. Memorias de una vida no vivida… cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad. 🙂

      Le gusta a 2 personas

      1. gracias por compartir Fabio

        Le gusta a 1 persona

  1. Reblogueó esto en El blog de Fabioy comentado:

    Ya no quedan ni las cenizas de los recuerdos que no fueron. Un diario quemado en la hoguera del que se rescataron fragmentos. Cualquier parecido con la coincidencia es…
    Featured Image -- 3631

    Le gusta a 1 persona

    1. Supongamos que… no nos mudamos nunca de casa, fui a otros colegios, ningún suceso “fuerte” ocurrió en mis primeras décadas de vida, etc. etc. etc. Todo muy aburrido. Sin embargo, parece que todo conspira para que las mismas vivencias terminen ocurriendo igual…

      Le gusta a 1 persona

  2. Estrella RF dice:

    La vida, esa gran aventura que recorrer, cuando se tienen veinte años…

    Le gusta a 1 persona

  3. José Carlos Mena dice:

    Me ha encantado. Un abrazo amigo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s