Amor herido

I

Creo recordar tu voz hablándole a los pinos
donde el viento se detiene a conversar con las ramas.
Hay un espacio de silencio, sin embargo,
que le duele, sin duda, a mis acentos,
porque callo y miro tus perfiles
que mueren en las horas que nos quedan.

Han contado los minutos —lo sabes y me miras—
pero, hay más, han contado los años,
también los años, que se derriten en el tiempo.

Queda poco. No sé cuánto, pero poco queda,
y el tiempo se consume por un sumidero
que tiene el infinito.

He callado, mientras la luna ha resbalado
por encima de las cumbres
y regresamos con los ojos repletos de estrellas.

Por: Víctor Chamizo Sánchez (España)

rompamoslosgrilletes.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. vichamsan dice:

    Reblogueó esto en rompamoslosgrilletesy comentado:

    Nueva entrada en Letras & Poesía

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s