Sátira a las necesidades del poeta

Te necesito, intensa ráfaga de viento
que azotas húmedas palmeras en la costa,
acompañado de la luz que encandila
toda sombra que baña la mañana
te necesito en silencio.

Te necesito para vivir pues sin ti muero
y tu breve ausencia solo me causa dolor
que, creciente, va tomando mi cuerpo
y lentamente lo conduce al abismo.
Necesito la chispa intensa
para dar forma a mi vida,
para caminar sin caer de rodillas
besando el áspero suelo,
para llevar el tiempo en la espalda
sin dejarlo de lado y frío.

Te necesito, dulzura tenue que alimenta
mi voz seca y muerta en la carencia
de las caricias que siento
en tus manos etéreas.

Te necesito, huracán esclavo de la tierra.
Te necesito, manantial de sosiego a media jornada.

Te necesito, que mi muerte se acerca,
lenta y pausadamente
mi muerte se acerca
y con ella
olvidaré la melodía fugaz
que besó mis labios el mismo día
de la primera luz.

Te necesito, a ti, solo a ti:
aire.

Por: Jesús Pacheco Pérez (España)

instagram.com/jesuspachecoperez


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s