Diario de un refugiado

Vivo entre la frontera de la libertad y el precipicio

congelado entre instantes

como dos amantes sin amor.

Guardo fuerzas por si tuviera que huir

ya no me quedan sueños por soñar

me queda mucha risa por reír.

Vivo entre vidas que no elegimos

casas derrumbadas por el abismo

tan solo contagian tristeza

al menos me queda el refugio de mi esperanza.

Escribir este diario me atormenta

manchado de pisadas y de sangre

de valientes y de cobardes

de alma y verdad.

Vivo entre lágrimas que bebo

desecho mi presente

echo tanto de menos la suerte

echo tanto de menos la paz.

Vivo entre la música de los ecos de las balas

entre el hueco del enigma y la ignorancia

entre los pasos prohibidos se desatan.

No recordar que es la felicidad

es la peor herida de esta guerra.

Vivo entre creencias y rezos

mi religión y mi credo

mi fe y mi lamento.

Por: Raúl Zambrano (España)

deunalmaotra.es


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. muy reflexiva la poesía y tiene razón el refugiado aquel sin patria y en busca de una nueva esperanza

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s