El niño del piano

Aquel niño tocaba el piano como los ángeles

esa forma de acariciar las teclas

como si se tratase de un emisor enamorado

en la piel de un receptor ilusionado.

La melodía de la inocencia

tan llena de paz y de belleza

de luz y de magia.

Aquel niño vivía en su oscuridad,

no sabía lo que provocaba en el rostro de la gente

tan solo escuchaba susurros de monedas al caer

y algún tímido aplauso sincero.

Pasaba los días en el mismo lugar

mismo rincón, misma alma,

comprometido con su familia

y la esperanza de soñar lejos de allí.

En su hogar habitaba la humildad

la nostalgia, la bondad y la melancolía.

Aquel niño no sabía restar

pero echaba de menos la felicidad

del momento del abrazo de su abuelo,

de aquel instante eterno sigue prisionero.

Nunca esquivó la partitura de su recuerdo

mas bien la utiliza como posdata

de su último te quiero.

Por: Raúl Zambrano (España)

deunalmaotra.es


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Marisa dice:

    Que ternura tan hermosa. Enhorabuena

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s