Desamor Escritores de Letras & Poesía Mabm (España)

Cupido ha muerto

¿Cuántas veces he escuchado la misma historia? ¿Cuántas me has pedido perdón? Han sido tantas que ya no te creo y me pregunto cómo demonios pude hacerlo alguna vez. Pero la respuesta está lo suficientemente clara como para no tropezar de nuevo con la misma piedra: una vez más este insensato y necio corazón que late en mi pecho ha salido voluntario para servirte de diana. Y con un mechón de mi pelo te ataré las manos a la espalda para evitar que vuelva a ocurrir. Porque ahora es mi turno, ahora me toca disparar a mí.

Se acabó lanzar disparos errados al aire y los corazones flechados al azar. Se terminaron los amores fallidos y el ir por la vida dando traspiés por la zancadilla de un caprichoso infante ocioso con alas y un carcaj a la espalda.

Tal vez hayamos banalizado el amor o quizás ya no nos conformamos con amores mediocres, aunque probablemente Cupido ya no está por la labor; con toda seguridad Cupido ha muerto.

Por: Mabm (España)

haciendomagiaconpalabras.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

9 comentarios

    1. Sin que sirva de precedente te voy a dar la razón. Disfrura del momento 😂😂 De hecho tengo la teoría que no se puede afirmar que “tal persona” es el amor de tu vida hasta en el lecho de muerte 😂😂, porque siempre, detrás de quien piensas que ha sido el gran amor de tu vida, llega otra persona que puede desbancar a la anterior. Nunca se sabe qué vendrá después 😉😘😘 Aunque también es cierto que, en los tiempos que corren, el amor está corrupto 😭

      Me gusta

  1. HA MUERTO CUPIDO

    “Lágrima: El triste producto de mi padecer.”

    Al escribir estas líneas, una lágrima
    brotó espontánea, con pesar, gran lástima,
    por más que intenté, no la pude contener,
    élla fue el triste producto de mi padecer.

    Amor, tú eres el principal de mis motivos,
    sin ti, corazón . . . ya no tiene latidos,
    ahora sé lo que es quedarse solo, a la deriva,
    como un náufrago, sin retorno, sin partida.

    Penósamente, me perdiste la confianza,
    mis propios errores me dejan sin esperanza,
    te he suplicado vida, por Dios, que me perdones,
    que reconozcas, linda, que también tengo dones.

    Mas, es en vano, no das positiva respuesta,
    ahora, con esta pesada cruz, subiré la cuesta,
    pensaba que tu querer no se acabaría jamás
    y, hoy, que pena, sin esfuerzo, lo dejas así, sin más.

    Siento algo, muy raro, atorado en el pecho,
    mi ser, para siempre, ha quedado desecho,
    una vida así carece de todo sentido,
    para mi desgracia, . . . ¡ha muerto cupido!

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., . . . el día en que, por mi propia culpa, la perdí.
    Reg. INDAUTOR No. 03-2011-0909133538000-14

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s