Tus manos

A mi madre

 

Un ascenso lento, pausado.

Luego un ligero cambio de rasante,

y una bajada acelerada.

Movimiento reiterado,

con suavidad y ritmo…

Incansable de esta caricia,

a veces no puede más,

y la ansiedad domina:

aprieta para detenerla… solo unos instantes.

Una vez más: arriba y abajo.

Los surcos de sus huellas

reconocen el camino.

Una memoria sentida…

¿Por qué?

¿Qué propósito?

Quizá, un simple juego.

Una distracción pueril;

modo de pasar las horas:

subidas y bajadas,

y presiones sobre las venas.

Sin embargo, tal vez…

Más.

Quizá, una ambiciosa pretensión:

grabar en sus dedos

el relieve de su carácter,

asomado en aquel camino sinuoso.

Reconocer la delicada firmeza

de las formas de su personalidad,

esculpida en la piel,

memorizada en arrugas…

Traspasada.

Sí. Quizás…

Una aspiración madura, e infantil.

11

Publicado por Elvira Lorenzo López

Tengo 31 años, y soy Licenciada en Filología Hispánica (con la especialidad de Lengua). Una de mis pasiones es la lectura: aprender todo lo que me muestra un libro, desde una cultura o época desconocida hasta formas de ser con las que tropiezo diariamente. Las páginas de un buen libro me ayudan a conocerme a mí misma, a los demás... creciendo en un autoconocimiento que es apoyo para enfrentarme a mis realidades y circunstancias; y fortaleciendo una empatía con personas que, quizá, de modo natural nunca me hubiera acercado... Mi segunda pasión: escribir. Lo que veo, lo que vivo, lo que siento, lo que oigo... Transformar las imágenes de un pensamiento en palabras que pueden ser reconocidas por otros, para vivirlas más intensamente.

3 comentarios sobre “Tus manos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: