Celeste Jiménez (España) Escritores de Letras & Poesía Poesía en Verso

Quince

Solo tiene quince años
y unos padres separados
desde hace 14.

Solo tiene quince años
y ha acudido a los juzgados
más veces de las que ha reído.

Solo tiene quince años
y un hermano que no conoce
y una ahijada de un mes.
Solo tiene quince años
y una madre que se destroza la camisa
para destrozar a su padre.

El niño supo verlo
aunque tarde
y ella no lo consiente.

Su sangre se vuelve ardiente,
sus ojos devoran fantasmas
y eso no aporta ningún bien.

Solo tiene quince años
y una hermana de 23
que no sabe qué hacer.

Ha empezado a estudiar psicología
de forma autodidacta
para convencerle de que es el mejor.
De que si un niño malinfluenciado por la sociedad
le quita el estuche
él le diga “te lo regalo”
porque, al fin y al cabo,
no tiene nada que perder si tiene en cuenta mi amor
y el otro muchacho unos bolis que ganar.

Solo tiene quince años
y aprendió a caminar a los dos
cuando vio los brazos de mi padre.
Creo que eso es
lo que no olvida la madre
y lo que le ha llevado a hacer
cosas como

no llevarle al colegio
porque prefería
beber
o decirle a un juez que
el exmarido no le paga
y este entendió que
ella tenía esquizofrenia
y que solo es en esta ciudad
(dorada, como diría Unamuno)
donde podrá aprender que
él sí vale,
solo tiene que creer en él.

¡Es que ni siquiera has abierto el libro
y ya te han inculcado
que pienses
que vas a suspender!

Jugarás al fútbol
en el equipo más humilde del barrio
para que nunca olvides tus orígenes charros.

Vivo tranquila desde que
un fiscal que no conozco
sabe de tu pasión por mí
mas no puedo dormir
cuando no comprendo
cómo el amor de una madre
se tiñe de
manipulación,
amenaza,
rencor
y chantaje,
cuando recuerdo que
te encanta el incienso
pero yo no quiero
prender más emociones
si no eres tú mi llama.

Los niños nacen sin prejuicios,
los niños nacen del amor
y es por eso que lo guardan
repartido en su interior.

No somos nadie, nadie, nadie
para quitárselo y
cambiárselo por el odio
y por desleales opiniones
hacia quienes son sus protectores
de los miedos de cada noche;
los mismos que tú le inculcaste
por encerrarle en un cuarto oscuro
si se negaba a
con 10 años tu taberna limpiar
y escogía ver a su abuela paterna.

Déjale que los borrachos le den cobijo
que apoyada su cabeza en la barra
aprende de la vida más que contigo
y ahora me lo han quitado
le han lavado el cerebro en una semana
y yo me he muerto
porque el único amor verdadero que conozco
es por él
y porque te juro que sería capaz
de matar,
si me roban su amor;
de robar,
si le falta dinero;
de faltar,
en este mundo que no me va a recordar.

Esta es una oda
para las familias de amor complicado:
por favor,
no hagáis daño a quien
ya no os quiere
porque la consecuencia no será otra sino que
quien sufrirá será vuestro fruto
convertido en semilla de todas las despoesías.
No le hagáis esto a una mente en triste desarrollo,
que quince años tiene solo,
y una hermana de 23.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: