Autores Celeste Jiménez (España) Colaboraciones Cuento Fabio Descalzi (Uruguay)

Canguro del futuro (colaboración)

Con su mochila cargada de los restos de ese extraño objeto interestelar, la mamá canguro se rascó el pelaje fluorescente y se encaminó, a saltos, hacia el refugio nuclear abandonado.
La descripción de aquel lugar le resultaba inefable. Predominaba el ambiente grisáceo, y los demás canguros le esperaban con cautela; se encontraba en el “Centro de la Verdad”. Y aquel tubo no era más que eso mismo: la realidad convertida en algo tangible. En ese planeta poblado de algas y líquenes fosforescentes, lo únicos seres superiores eran aquellos canguros, apenas custodiados por sus nubes; esas gélidas, impávidas, impenetrables capotas de nubes que recubrían el firmamento y parecía que cubriesen las cabezas de los canguros. Los únicos seres capaces de ver la dureza de las injusticias que el llamado <ser humano> le había infligido al planeta.
La mamá canguro, con su molesta carga a cuestas, sentía el agobio más gravoso, propio de la tarea que le había sido encomendada: abrirle los ojos a aquel ciego que lo era por no querer ver.

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: