Kabur (Argentina) Poesía

Magma

Cuando bostezan los volcanes,
los árboles sostienen con el alma
la piedra derretida, la ira subterránea.
Sostienen al fuego, a más no poder.

Y si de pronto el magma,
fuese menos denso menos rojo,
menos muerte.
Si aún brotando del techo puntiagudo,
de algunas montañas, fuese ahora
más fresco y cristalino. Más noble.

¿Qué ocurriría con la roca fundida,
o la sangre hirviendo, que el planeta oculta?

Si el magma fuese agua y la lava ni existiera,
las cordilleras serían suaves, como alfombradas.

Puedes llamarme loco, pero creo
que todas las montañas tendrían tu risa;
y el color claro de los guantes que cuidan tus manos.
Puedes llamarme loco, pero aseguro
que no solo yo, sino el mundo entero,
se perdería en tu mirada infinita.

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: