Andanzas

Extraño es que la cercanía 

pese más que la distancia,

pero lo es aún más 

que una contradicción 

tan burda como esa

permita a las manecillas 

de este reloj de bolsillo 

llamado vida 

corretear libremente.

Y que en su desenfrenado avance 

se desenvuelvan cientos de historias, 

algunas de las cuales pueden congelarse 

y ser eternamente admiradas 

a petición personal.

Constituyen un simple vistazo de lo que fue, 

ignorando lo que verdaderamente es 

y distorsionando lo que será.

Brillan incitando 

a un intento ilusorio de poseerlas, 

sin embargo solo conducen 

a una angustiosa ceguera, 

la cual puede ser solamente temporal, 

si es que se logra reunir 

aquello excepcionalmente necesario 

para echar a andar una vez más, 

perdiéndose y encontrándose 

uno mismo

a lo largo del camino.

Publicado por Juan Pablo Merino

Estudiante de la maestría en Estudios de Asia y África con especialidad en China. Edad: 24 años. Disfruto de la lectura y de dejar una huella de mis pensamientos por medio de mis escritos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: