La despedida

Tic-Tac.

Tic-Tac.

Comenzaba a amanecer. El tono arrebol del cielo entraba por los ventanales, señalándome sin misericordia la salida de tu habitación. A mí, que me abrazaba a tu cintura, en un último intento por sentir el calor de tu piel.

Era tarde. Y tenía que huir: de lo nuestro. De ti y de mí.

El recuerdo del beso en la frente me atormentaba mientras conducía hasta la entrada destartalada de aquella prisión.

Mi cliente por fin volvía a respirar en libertad.

Él, que puso su confianza en una recién licenciada.

Él, el más peligroso y despiadado narcotraficante de las costas de Ferrol.

Yo. Muerta de miedo… y de envidia. Pues sabía que, una vez lo llevara hasta su lujosa mansión de las afueras, tenía que despedirme para siempre de ella.

Su esposa y mi amante.

Publicado por Letras & Poesía

Somos una plataforma literaria que promueve el trabajo de escritores independientes. Lo hacemos priorizando el talento, fomentando la libre expresión y ofreciendo contenido de calidad, así como experiencias literarias invaluables a disposición de todos. Nuestro objetivo es posicionarnos como la plataforma literaria más destacada de habla hispana y como la mejor alternativa independiente para lectores jóvenes y adultos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: