Aferrarse

Quiero descansar, aunque no me quiero dormir. La verdad es que la pastilla, aunque pequeña, no me da opción. No quiero cerrar los ojos y revivir lo de anoche, con ese cielo completamente celeste y el sol en lo alto, cargante, tal como sabe que detesto. Era un bello día a pesar del sol. IbaSigue leyendo «Aferrarse»

La esperanza

Cuando golpearon la puerta, la señora no pensó en nadie en especial, a pesar de que estaba sola en casa por aquellos días. Tampoco trató de adivinar quién era. Mucho menos pensó en alguna visita, solo apagó la olla con el almuerzo listo y cruzó la casa por el pasillo hacia la puerta principal. SeSigue leyendo «La esperanza»

Paloma

La Paloma llegó haciéndose lugar en la vida del gato. Otra ave había dejado un espacio en su vida y ella llegó como llegan las palomas, distraídas, así como llegan todas a la plaza. Las aves nunca fueron el fuerte del gato pero el espacio que había dejado el otro pajarillo era el más grandeSigue leyendo «Paloma»

Mariposas

“Te quiero, pa” me dijo uno en ese tono de argentino irresistible que alguna vez sentí hasta en los vellos bajo mi estómago. Las mariposas intentaron volar pero miré atrás, al tiempo en que me mentía cada vez que me lo decía. Quisieron mover sus alas pero ni siquiera entonces sentí ni rabia ni rencor.Sigue leyendo «Mariposas»