La Soledad de tu Ausencia

Se quiebra el sentido de la noche,

con las palmas abiertas,

el alma en carne viva

y la mirada de agua,

que fluye lentamente

en ese amanecer sombrío.

Todo se marchita en la hoguera:

la dulce carta perfumada,

el lazo entregado

la caricia infinita

el roce de tu piel,

los labios apasionados

el eco de tus ojos

y el adiós furtivo.

Tras un portazo definitivo,

cual puñalada fría,

silente e inesperada.

Nada queda, es el fin,

sólo el vacío de tu ausencia,

la soledad y el llanto.

Por: José Carlos Mena (España)

sonrisasenelcamino.es


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

4 Comentarios Agrega el tuyo

    1. José Carlos Mena dice:

      Gracias, me alegro que te haya gustado. Un abrazo

      Me gusta

  1. Mercedes dice:

    Hola, José Carlos. Precioso el poema. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. José Carlos Mena dice:

      Gracias Mercedes, me alegro que te guste. Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s