Receso

Ilustración: “Sophia’s Mercurial Waters” Mark Ryden https://ar.pinterest.com

Me dijiste que no te delatara, que pronto serían las seis y todo llegaría a su fin. Yo te respondí que otros habían caído, y que tu turno se avecinaba. Fue por eso que los dos corrimos, y agitado, al llegar, gritaste: ¡pica para todos los compas!. Comencé a perseguirte por todo el patio, me tomaste de mis pelos, yo te tiré con el envase de una plasticola. Te reíste y comenzaste a hacer gestos, yo te saqué con impunidad la lengua, y los dos cantamos una canción vieja; de esas que se escuchan en las telenovelas de antaño. Y entonces yo comencé a brincar, para ver si me seguías, para ver si te animabas. Saltamos juntos como animales, con un poco de locura y algo de demencia.

Llegamos a un arroyo, tiramos piedras al agua, gritamos a los vientos; entonces fue cuando nos tocamos y vos te sacaste la camisa. Yo lamí tu pecho casi púber, mientras acariciabas mi entrepierna e introdujiste tus dedos, y yo vi las estrellas. Nos revolcamos por el pasto como dos crías en celo, y esperamos desahogarnos, encontrar algo de consuelo.

Por: Male Biangardi (Argentina)

porcelana-fina.blogspot.com.ar


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s