Mozolo

Mozolo era un mochuelo común, rechoncho y de plumaje marrón y blanco. Aparte del nombre y el aspecto, no tenía nada de ordinario. Era el ave más lista de su clase y su profesora, la lechuza Hontza, creía que era el animal más inteligente del bosque.

Todas las noches se sentaba en una rama del roble-escuela y escuchaba las lecciones con atención. A menudo levantaba el ala para hacer preguntas; algunas ni la propia Hontza sabía responder.

Inquieto y curioso, conocía la vida nocturna del bosque al dedillo. Comenzó a descansar menos durante el día para averiguar también cómo era la diurna. Todos sabían que, tarde o temprano, el bosque se le quedaría pequeño y querría salir de allí para continuar saciando su curiosidad.

Una noche, Hontza les contó el mito de Ícaro. Mozolo quedó fascinado por la historia de aquel niño a quién, por volar demasiado cerca del sol, se le derritió la cera que unía las plumas de sus alas artificiales y cayó al mar.

Más tarde, sentado en la copa de un fresno, pensó que él no tendría ese problema porque sus alas eran de verdad. ¿Pero hasta dónde podría volar? Levantó la vista y vio el sitio al que le gustaría ir: la luna.

Desde entonces, al acabar la clase, echaba a volar y, cuando las fuerzas empezaban a fallarle, volvía. Les contaba a los demás mochuelos, lechuzas, búhos y a cualquiera que quisiera escuchar hasta dónde había llegado. Cada vez regresaba más tarde, pero siempre lo hacía antes de que comenzara a clarear.

Hasta un día en que, a pesar de que el sol lucía brillante, no había aparecido. Sus amigos lo esperaban, la preocupación les impedía irse a descansar. El astro rey se escondió y no tenían noticia de él, pero se dieron cuenta de que en el cielo había una nueva constelación con la forma exacta de su intrépido amigo. No sabían si llegó a tocar la luna o no, pero estaba claro que ahora vivía con ella. Los humanos llamaron a esa constelación El Águila; pero en el bosque, todos los animales sabían que era Mozolo.

Por: Luna Paniagua (España)

lunapaniagua.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

11 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Preciosa historia, Luna. Me encantó.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. lunapaniagua dice:

      ¡Muchas gracias, Claudia! Quería hacer un cuento para adultos 🙂 Me alegra mucho que te haya gustado. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      1. Gracias a ti por permitirnos disfrutar de tus relatos.
        Saludos.

        Le gusta a 1 persona

  2. Muy bonito Luna. Un abrazo !

    Le gusta a 1 persona

    1. lunapaniagua dice:

      ¡Muchas gracias! ¡Otro abrazo para allí!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s