Clara Cortés (Colombia) Cuentos/Relatos Escritores de Letras & Poesía

Zamba para olvidar*

Después de 16 años he decidido volver a mi país, a mi pueblo, al hogar del que partí y creí nunca más poder volver.

En mi mente una canción:

No sé para qué volviste,

si ya empezaba a olvidar.

No sé si ya lo sabrás,

 lloré cuando vos te fuiste.

No sé para qué volviste,

que mal me hace recordar.

Recorro las calles y aquellos espacios que se vieron inundados de mis lágrimas por todo el dolor que mi alma no lograba expulsar; me es imposible no remover recuerdos.

Miro al cielo y descubro que…

La tarde se ha puesto triste

 y yo prefiero callar;

¿Para qué vamos a hablar

de cosas que ya no existen?

 No sé para qué volviste,

ya ves que es mejor no hablar.

Quiero encontrar entre mi silencio la causa con la cual podría justificar lo que nos obligó a irnos; es un intento inútil, el tiempo ha pasado, la verdad se ha develado, pero el dolor ha perdurado.

Camino y camino, aparentemente sin rumbo, pero mis pies han tenido memoria; sin buscarlo termino frente a la que fue mi casa. Aquel lugar que, como yo, vio mis dos primeros hijos crecer, donde al principio todo era alegría y unión, para luego convertirse en desconsuelo y sufrimiento: en la separación de una familia.

A mis remembranzas y a mi país les continúo cantando:

Qué pena me da

saber que al final de este amor

ya no queda nada,

solo una pobre canción,

da vueltas por mi guitarra

y hace rato que te extraña:

Mi zamba para olvidar.

Todo se lo llevó la incansable lucha de un ideal sin política, las ganas de seguir viviendo en la patria que llegamos a considerar nuestra, pero ella no nos quería suyos.

El exilio trajo consigo soledad y zozobra; no se tiene un mapa que te conduzca a lugares conocidos, pues ni siquiera se tiene un mapa. La expatriación como consecuencia para salvar tu vida no te da tiempo de delinear un camino.

Mi zamba vivió conmigo

parte de mi soledad,

no sé si ya lo sabrás,

mi vida se fue contigo

contigo, mi país, contigo

Que mal me hace recordar.

Aquí crecí, aprendí, me enamoré, recorrí, construí, sufrí y me marché, ahora…

Mis manos ya son de barro;

tanto apretar al dolor

y ahora que me falta el sol

no sé qué venís buscando,

llorando, pueblo mío, llorando,

también olvidame vos.

Sentada en la vereda frente a la puerta de la casa, imagino a mis hijos corriendo en el jardín, las mañanas en las que besaba a mi esposo bendiciéndolo para un día más de trabajo, mis días en los que saludaba a los vecinos y veía al perro correr. Ahora este lugar es donde habita el olvido; su arquitectura deteriorada y abatida por la guerra lo han convertido en una estructura representativa de mi corazón, con sus muros ahuecados, su pintura desgastada y un pastizal crecido en el que la naturaleza pretende curar las heridas aún abiertas.

Me paro con las fuerzas que el perdón me ha devuelto, mientras me voy caminando y en mi mente continúo cantando:

Qué pena me da

saber que al final de este amor

ya no queda nada,

solo una pobre canción

da vueltas por mi guitarra

y hace rato que te extraña:

Mi zamba para olvidar.

*Este texto tuvo como inspiración la canción de Daniel Toro llamada Zamba para olvidar, interpretada por Mercedes Sosa. Es por eso que su letra fue utilizada para complementar el relato.

Rubén sampietro (2)

Anuncios

10 comentarios

  1. Hola Clara, que bella creación nacida del alma, te deseo toda la suerte del mundo en tu regreso, se lo duro que es partir y cuanto lo puede ser regresa, nunca es tarde para recomenzar, me encantó Zamba para olvidar. Para ti y para quienes nos leen pasen un hermoso día. ♥Lizet♥

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Lizet, qué gusto saber que me lees y que te llega el sentimiento con el que lo escribí. Sin embargo quiero hacer la aclaración de que no es una historia de mi vida, pero no deja de ser un hecho real que ha llegado a conmoverme hasta el punto de necesitar escribir acerca de ello. Gracias por tu comentario, me alegran el día.

      Le gusta a 2 personas

  2. Sé que no es tu historia, pero si la de muchos … Contando la mia!.
    Son un gesto de tu bondad en el alma … Lo más importante es que tú siempre llegas a lo más profundo de mi ser…
    Excelente escrito … Una y mil veces llenas mi ser de un inmenso orgullo …

    Le gusta a 2 personas

  3. Lindo y hermoso, como siempre entras en el alma y corazón felicitaciones. Me alegra mucho que hayas tomado la decisión de escribir sé que tienes muchísimos escrito no te detengas es tu momento. Adelante preciosa eres genial.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.