Escritores de Letras & Poesía Reflexiones Verácida (España)

Las palabras construyen realidades

Existen palabras que se dicen a cuentagotas, otras se dicen por decir. Muchas se quedan en la nada, alguna son ruido, muy pocas se escuchan y a menos les prestamos atención. Hay palabras que sonrojan y otras que rasgan, palabras que hacen reír y que hacen llorar.  Palabras que extasían y otras capaces de destruir continentes.

Dañinas, de esas que se graban en el subconsciente y con el tiempo, te limitan. Te marcan e incluso te destinan, alimentan tus miedos y tus inseguridades, haciendo crecer tus monstruos con un hambre voraz de oscuridad. Las mismas que al mirarte al espejo      suenan incesantes en tu cabeza recordándote lo que se supone que debes o no ser, diciéndote que lo único que queda de ti es lo que debes de tener más oculto si no quieres más daño. Palabras que son un tóxico en nuestro organismo… una especie de infección que no es ni vírica ni bacteriana, palabras contra las que no siempre existe antidepresivo que las combata y consolidan lo que somos porque tuvimos al lado alguien que nos las dijo, en el tiempo y forma correctos para que nos demolieran y debiéramos reconstruirnos a partir de nuestras cenizas.

Positivas, las mismas que te hacen creer en ti. Tus posibilidades, aumentan tu confianza. Te hacen soñar, construir las ruinas y levantar rascacielos. Ser versátil, mutable e incluso sentirte invencible. Palabras inmortales que ayudan a sacar fuerzas de los momentos más oscuros y a poner luz a las sombras que nos acechan. Palabras que escuchamos muy poco y que nos deberíamos decir más. Palabras que si nosotros no nos creemos, nadie creerá en nosotros. Palabras poderosas, a fin de cuentas.

Da igual la naturaleza de la palabra, todas tienen algo en común. Las palabras construyen realidades, ese es su gran poder. Las palabras pueden llevar al triunfo o a la destrucción de una persona, es un arma al alcance de todos. Las palabras son capaces de enfrentar ciudadanos entre sí, tergiversar la historia y desterrar hitos enterrados. Revivir a personajes o sepultarlos en el olvido;  la manera de hablar puede hacer que se respete más o menos a una persona, que se la valore o se la condene.

Las palabras dependen del léxico de quien las diga y de su percepción de la realidad, más complejas o más simples, más aproximada a los hechos pero más distorsionadas… Todos sabemos hablar, todos contamos una verdad que se propaga en los demás. Todos fomentamos las bases de unas realidades que puede estar bien o no.

Si de verdad queremos un mundo mejor, debemos emplear las palabras que permitan su construcción y su evolución.

Quieras lo que quieras, construir o destrozar toma consciencia del poder de tus palabras… y ya sabes lo que dicen, todo poder conlleva una gran responsabilidad. La pregunta es…

¿De verdad estamos preparados?

(27).png

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.