Soy…

Soy mis mejores sueños y dos pesadillas, soy un conjunto de días amargos y un puñado de los buenos, soy un alma dispuesta, varias decisiones, soy unas ganas de querer pero sin prisas en correr, soy lo más alto que puedo llegar porque fui lo más bajo que quise estar. Soy intermitentes recuerdos, una bala…

Lo que en realidad soy

Mi desnudez no depende de cuánta ropa tenga o no tenga. Depende de sentir que me tocas el alma y al tenerla en tus manos, me hagas tuya completamente vestida.   Mi desnudez va de que tanto dejo que me veas, de que tanto me descubras, va de cuánto me desojes y me arranques para…

Mi mundo sin ti.

¿Un mundo sin ti?   Tinteros secos,  relojes que se detienen, viento que no mueve. Sillas vacías, comida para uno, películas sin terminar. Hojas arrugadas,  persianas dobladas, agua corriendo a ningún lugar.  Cielos separados,  infiernos agarrados de las manos,  pisos de carbón.  Mirar en blanco y negro, pandemia de poetas sin palabras,  eternidad finita. Realidades…

Ella.

Ella. Ella no necesita nada  que por sí misma no pueda darse. Casi siempre  escucha más a la razón que al corazón, no cree en la eternidad,  porque la eternidad no confía en ella, no se quiebra frente al mundo,  porque las lagrimas mueren mejor en silencio. Ella es un tempano  con un corazón del…

¡No me tengas piedad!

Ven… refúgiate entre mis piernas de todas las tempestades, arrópate con mi silueta que ya está empapada, dame tu morbo en la mirada y cierra la puerta. Ven… juguemos al va y ven con una brillante sincronía, como si la más grande de las orquestas tocara sólo para nosotros y el director perdiera su batuta, por…

Y es hoy…

Y es hoy cuando los defectos ya no son tolerables, cuando las ganas se fueron por donde vinieron y no quieren regresar, no quieren esperar, no se quieren quedar. Y es hoy cuando los momentos no son suficientes, cuando los detalles empiezan a alterarse y las circunstancias no están a nuestro favor. Y es hoy…

Tu Recuerdo

Ahí viene, casi lo siento llegar. Agazapado a mi humanidad, cada día se acerca un centímetro más, y no me deja avanzar. Aprieta los dientes y relaja el cuello. Sigiloso, ahí viene a agobiarme y a sentarse frente a frente, sonriendo, cruzado de brazos con mi futuro, con mi presente, ahorcándome el pasado y unas…