Diario de mi casa (parte II)

No sé si hice bien en cambiarme de colegio. Estaba incómodo en el británico, les insistí tanto a papá y mamá que quería cambiarme al de los vascos, que al final les gané por cansancio. Pensé que iba a estar mejor, que iban a ser más buenos conmigo. Pero no cambió nada. Los chiquilines seguíanSigue leyendo «Diario de mi casa (parte II)»

La redacción de Don Adolfo

Hubo un tiempo, en que escribir historias era divertido sólo por el hecho de escribirlas. En que nada buscábamos, salvo la satisfacción personal de escribir por escribir. Pero las cosas cambian y nosotros también y a veces esperamos, casi sin querer, algo que nunca llega. Porque los sueños, con los años, pueden parecer losas queSigue leyendo «La redacción de Don Adolfo»