Rio

Lo admito y lo confirmo, sí.

Tengo más problemas que ropa en los cajones y abajo, entre las venas y el fracaso hay un montón de heridas que miran de reojo y duelen al tocarlas. Lloro, lloro mucho y muy alto, al recordar que puse el corazón en más batallas de las que pude soportar.

Soy así, mejor dicho, así me han hecho: las entrañas en la olla, el espíritu fuera del bolsillo y el alma alocada, dolorosamente viva, porque jamás bajé el telón ante la tragedia y porque si voy a envejecer (y sé que así será) quiero llevarme mucho más que un frasco de lágrimas.

Me gusta hacer promesas, cruzar los dedos y la vida entera por aquellos que hicieron de sí mismos un hogar para mi cariño.
Y finalmente, rio, rio porque sí y ya que estamos ¿por qué no? Porque a veces vale la pena que duela, que cueste y rio, porque encuentro siempre frente a mí un par de dientes blancos devolviéndome la misma luz.

Rio porque sos vos, y es mágico. Sos vos, y ese es el único milagro.

Por: Micol Ariana (Argentina)

instagram.com/micolariana


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Nunca sobran las sonrisas, pero que difíciles se hacen algunos días…

    Le gusta a 1 persona

  2. José Carlos Mena dice:

    La sonrisa es necesaria para calmar el alma y transmitir serenidad. Hay que compartirla pues no cuesta nada y hace mucho. Me ha gustado. Un saludo y feliz día

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s