La revelación del corazón

Supongo que ya no hay secreto. Las puertas de mi alma se han abierto de golpe y derramaron todo lo que contenían sin medir las posibles consecuencias de revelar los oscuros rincones de mi personalidad aparentemente perfecta. Supongo que ya no hay tesoro que esconder si ya el cofre ha sido forzado más de una vez hasta que el candado se quebró por completo. Él ha abierto una caja de pandora que no puede volver a sellarse, pero aparentemente no le importa.

Él ha logrado desnudar mi corazón como nadie, sin servirse de trucos sucios o maquinaciones dantescas, simplemente con su afable sonrisa, sus chistes y su tosca sinceridad que me irrita y a la vez me vuelve loca. Me sorprende cómo ha llegado a conocerme tan a fondo a pesar del poco tiempo que llevamos hablando, es decir, he conocido personas empáticas, pero con él es casi como si leyera mi mente.

A simple vista nos parecemos en muchas actitudes, gustos musicales y algunos sueños en común, la diferencia radica en la forma en que reaccionamos ante las dificultades: la cautela de mis movimientos frente a la impetuosidad de los suyos, las agallas con las que enfrentamos los miedos y la pureza que contiene nuestro corazón. Obviamente el mío es el más corrompido de los dos, el suyo es un poco más humano.

No recuerdo por qué razón hablamos la primera vez, ni siquiera cómo o por qué inició nuestra conversación. Lo que sí recuerdo fue la fluidez de las palabras y lo gratificante que fue para mí encontrar un espécimen que pensara relativamente parecido a mí y le gustaran las películas de terror con la misma ridícula inclinación. Sentí desde el primer momento que no tenía necesidad de fingir con él, que podía decirle lo que sea sin temor a un rebate o iniciar una discusión incómoda, pues siempre se resolvía con un helado , un abrazo o un “dejemos el tema para después”.

Me pregunto si mi secreto estará seguro en sus brazos, si mi tesoro seguirá protegido como hasta ahora. ¿Puedo confiar realmente en él? Ya no importa, porque aunque él no lo sepa me tiene y aunque yo no quiera aceptarlo, soy suya. Armas de sobra tiene para movilizarme si quisiera, y sé que las ganas no le faltan, pero se contiene porque tiene la idea de que no hay hueso tan duro de roer.

Su problema es que espera a que caiga en sus redes y yo estoy segura que no lo haré, no por mi cuenta… Mi orgullo me lo impide. No quiero sentirme parte de nadie, ya me he acostumbrado a vagar sola por el mundo sin ataduras de ningún tipo, con el viento como mi único compañero, además le juré mil veces que podría estar con cualquiera. menos con él. Sería muy tarde para romper esa promesa que me hice a mí misma y muy temprano para aceptar que fue una vil mentira para que se diera por vencido.

Ningunas de mis tretas ha funcionado para reducir el interés que tiene en mí. Es casi inmune a mis trucos de magia, no importa cuánto me esfuerce por alejarlo, sigue aquí. Mientras tanto, yo sigo como si nada ignorando sus intenciones cada vez más obvias, confiada en que algún día se dará cuenta del kraken que se alza frente a sus ojos vestido de muñeca coqueta de cerámica, con barniz de uñas y el pelo delicadamente arreglado.

¿Que cuál es mi secreto? Fácil: mi historia, mi vida, mi caótico mundo de fieras hambrientas y vestidos vaporosos. Mundo del que él se ha hecho parte poco a poco, a paso de tortuga, silente e imperceptible hasta ahora. ¿Será que algún día dejaremos de tratar de perseguirnos y comprenderemos que nuestro lugar es uno junto al otro? Y es que nuestra historia ya no nos pertenece a cada uno, sino a ambos.

 

Por: Tintazul21 (República Dominicana)

palabrasdetodoynada.wordpress.com.


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s