Carmín

Te sirvo mis miedos

en las muescas de las manos

mientras te comes el carmín de mi boca.

 

Me robas la pureza,

por considerar que tengo demasiada.

 

Juegas a ser el Robin Hood de mis sábanas.

 

Esquivas mi ausencia

montando yeguas desmelenadas

con mi perfume.

 

Pero

 

                                sin

mí.

 

 

 

20

2 comentarios sobre “Carmín

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: