Cuál es

Cuál es el motivo de tu fuego.Qué ardes.Dónde te ha empujado la deriva.Por qué tiemblassi la luz está de tu parte.Cómo te cambió la noche.Hasta cuándo te han sangrado las preguntas.Tras quién andas cuando miras al espejo. El cuento tantea la respuestay sólo balbuceas un segundodel hogarque quieres retener con la puntadel pulso de tuSigue leyendo «Cuál es»

Cómo haremos

Otra vezbrotan clavos de mis manoscuando empiezo a acariciarte. Perfil de severidad infinita.Cómo haremospara retener lo que liberamosal comienzo.Esa voz en luz perpetua.Cómplice. Ingenua.Esa voz en perenne floraciónque no quedani para mojarme los labioscon rocío. Cómo haremos.Otra vez brota la sedde mis párpadoscuando me siento a mirarte.Y voy hacia el Soly quiebro las ventanasde tuSigue leyendo «Cómo haremos»

Adónde marcharán

Adónde marcharánlas alas que no tuvelas plumas que se marchanadónde se las llevan.Adónde escaparánlos vuelos y las nubeslos vientos y la risala luz de luna llena. Porque ya no descansoy el múltiple crisparsede mi pechoproliferasin temor a las fronterasa pactos o armisticios. ¿Cuándo decidí yo ser el temblor de un trino? Mi pulso se tuerceenSigue leyendo «Adónde marcharán»

Pétalos

Creo que guardé un motivoen tus pétalos de rosa negra,y que lo escondí en tu tallosuavito de blanca perla.Y creo que aquel perdidomotivo de negra perla,lo han devorado unos labiosde mortal enredadera. Y ahora, me quedo dormidosobre el cristal de la yerba,y en mi costado se hundenlos dientes de flores negras.Sé que un destello dolidohaSigue leyendo «Pétalos»

Brújula y mudanza

“Yo escucho los cantos de viejas cadencias” Soledades, Antonio Machado. “Los puertos traen las señales y en los caminos, canciones, van inflamando la espera de pasos y corazones.”* Los pueblos proliferan entorno a las señales y, discretamente, van aprendiendo sus facciones.  Viejas canciones hablan de puertos lejanos al norte, donde siempre quisieron dirigirse. Y conSigue leyendo «Brújula y mudanza»

Carta al abuelo

“Hace mucho prometiste enseñarme los palacios intemporales, y me voy haciendo viejo.” * Antonio Navarro Vázquez Hola abuelo, sé que estarás bien. A día de hoy, aun guardo una imagen tuya (dibujada por las manos de un niño) que creo que conservaré para el final. Y que conste: sé que no te gustaban los finales.Sigue leyendo «Carta al abuelo»

Las plazas callan

Hay veces que el tiempo juega a barajar el valor de las cosas. Lo que en un momento dormita sobre los márgenes, se arranca y se abalanza bajo los focos y, de pronto, lo impensable se hace con todo el protagonismo. Un guion fruto de una pluma enferma. El poema de hoy, La plaza calla,Sigue leyendo «Las plazas callan»