La farmacia

Mis movimientos eran cada vez más lentos. Para ponerme de pie necesitaba una grúa, si se me caía algo al suelo lo dejaba, imposible agacharme. Caminando parecía un pavo cebado para cenar en navidad. Me faltaban dos pasos para entrar en la farmacia y aquel señor trajeado pasó por mi lado. Era de los competitivos-agresivos,Sigue leyendo «La farmacia»

Los días que están por venir

Si pudiera volver al pasado habría comprado más libros, me hubiera tomado ese café porque ya vendrían demasiadas noches de insomnio, y no hubiera importado otra más. Si volviera a verme, no me diría nada de estos meses. Me dejaría recibir las noticias con los brazos abiertos, dejaría a un lado el egoísmo, la rabiaSigue leyendo «Los días que están por venir»

Mi consuelo

Me desgarra el miedo.Me tortura la desconfianza.Nadie me querrá como yo lo hagoy eso me asusta. Porque yo me veo con ojos sincerospero otros con simple deseo.Me da miedo quedarme solaporque la soledad me ahoga.Pero temo que me quieran demasiado. Espero no arrastrar conmigo a nadieal abismo de contradiccionesen los que me baño cada mañanaySigue leyendo «Mi consuelo»

Scherzo, colpa: Parlami tra gli occhi

Un estruendo suena en la distancia mientras camino bajo una sombra en blanco y negro. Suavemente cambia, contorsionándose hacia una inaudible marcha. Una dulce melodía. Simple, como ha de ser; curiosa, lo que le encanta ser; e imperante, ¿a su pesar?  Una esquelética mano le aniquilaba a cada centímetro que recorría con una falsa sonrisaSigue leyendo «Scherzo, colpa: Parlami tra gli occhi»

Ella y el cielo

Se mueve lento, pero siempre avanza. No siempre sabe hacia dónde va. A veces ríe, a veces canta, a veces se detiene para respirar. Busca ideales por los que luchar y deja a las dudas pasar sin llamar. Batalla con ellas, nunca se rinde, pero hay momentos que siente miedo y mira al cielo buscandoSigue leyendo «Ella y el cielo»

Aferrarse

Quiero descansar, aunque no me quiero dormir. La verdad es que la pastilla, aunque pequeña, no me da opción. No quiero cerrar los ojos y revivir lo de anoche, con ese cielo completamente celeste y el sol en lo alto, cargante, tal como sabe que detesto. Era un bello día a pesar del sol. IbaSigue leyendo «Aferrarse»

Si andamos por la calle…

Oda al silencio Si andamos por la calle, Me angustia que se calle Mi voz y que no la halle. ¿Dónde estará sepulta, Dónde estará, en qué parte, La oculta lengua culta Que uso para hablarte? ¿De mí qué pensarás Viendo alrededor más Palabra en los demás? ¿Estarás deseando Que te haga rica charla DeSigue leyendo «Si andamos por la calle…»

Las vacaciones

Tenía prisa por salir de viaje. Necesitaba alejarme de todo. Ahora daría cualquier cosa por estar en casa. Acomodada en el mullido sillón acompañada de Lucas, el gato que se había adueñado de la casa. Quién me mandaría a mí venir por estos lares en el mes de septiembre. Miraba a mi alrededor y podíaSigue leyendo «Las vacaciones»

La derrota de Pedro Sánchez

Sobre el miedo usado en la política El domingo 28 de abril 2019 se organizó en la sede del PSOE en Madrid una celebración de que Pedro Sánchez ganara las elecciones generales y tiñera todo el mapa político de rojo. Los analistas hablaron del éxito del partido, los votantes de la izquierda se sosegaron conSigue leyendo «La derrota de Pedro Sánchez»

Al miedo

Hemos convertido en guerra lo que tenía que ser paz.Insistes en quedarte y yono te quiero dejar. Llegas en las noches a abrazar mi soledad.Me hablas al oído con ganas de jugarpero mi corazón no tiene tiempo ya. No tengas pena de irte,no te olvido si no estás.Te recuerdo en un suspiroy de nuevo aSigue leyendo «Al miedo»

ojalá fuera sirena

dime qué hago con ese tsunami que llega                                   m  e  l  l  e  v  a re               ca          vuel y deja rota-cansada en un lugar muy              lejano para empezar de cero una nueva historia que tiene el mismo fin: robar sorbo a sorbo todo mi alientoSigue leyendo «ojalá fuera sirena»

A(r)marte

No es fácil enfrentarse al miedo, ni olvidar el frío de un ayer encajonado. Duele mirar a los ojos de aquella persona en quien confiabas y ahora es solo una extraña que jamás llegaste a conocer. Sin embargo, solo necesitas tomar conciencia de ti, amarte por todos los que no lo hacen, mimarte, creerte, abrazarte,Sigue leyendo «A(r)marte»

Primeros tantos

Mauro se instaló en la puerta y la esperó a que llegara. Ahora, solo ella le importaba. No le interesaba haber sido el goleador campeón de la cancha. Ahora buscaba otra cosa. Ya no soportaba más así, sin poner en práctica de una vez lo que él sentía como su hombría. Era apenas un cachorroSigue leyendo «Primeros tantos»

Pacto

Tengo miedo del eterno deseo de morir algún día, porque es más eterno ese deseo que la vida misma. Miedo de sentirme mortal ahora y quererme inmortal después, cuando la vida ya no pueda defenderse pues el deseo ha sido más fuerte.  Sin embargo, siento alivio de la escapada final, del pertinente instante que nos da la vidaSigue leyendo «Pacto»

Miedo a las alturas

Sueño con dejar de tener miedo a las alturas. Altura es tropezarse con tus ojos cuando abro los míos por la mañana . Altura es viajar entre tus pliegues con billete de ida, pero sin vuelta por saber a ciencia cierta que una vez toque la constelación de tus lunares solo voy a desear perdermeSigue leyendo «Miedo a las alturas»

Río sin rumbo

No tengo rumbo. No tengo cara. No tengo historia. Nada. Tristeza. Soledad. Silencio. Vacío. Miedo. Inmensidad. La bahía se mece de un lado, el río color león se embravece del otro. La escollera tiene ese qué se yo, que divide aguas, separa… aleja… aparta del inalcanzable horizonte donde Yasí, desesperada, busca a su amado. EcosSigue leyendo «Río sin rumbo»

¡Valiente!

¡Adelante, valiente! Sal de tu escondite y ven a buscarme. ¿No ves que te estoy esperando? ¿No ves que estás tardando mucho en decidirte? Si no vienes nunca nos encontraremos; no podremos vivir la vida que nos espera, esa vida que hemos imaginado juntos tantas veces y que, por si no lo sabes, yo heSigue leyendo «¡Valiente!»

Sin miedo a marchar

Como cada noche esperaba la llamada de su libertad, como cada noche seguía esperándola. Decía haber vivido todo lo que la vida había querido que viviera. Decía que no tenía miedo de marchar donde nacen las estrellas. Como cada noche esperaba el viaje eterno al más allá, como cada noche seguía esperando. Decía haber cumplidoSigue leyendo «Sin miedo a marchar»

Perder el miedo

Perder el miedo, arrojar los papeles por la ventana para ser libre, buscando encontrar el alba; que en la noche tan oscura los sueños siempre se apagan, pues cuando brilla la luna, más que ella, no brilla nada. Salir a la calle, presentarse con descaro una mañana para ser vista, pidiendo a gritos agallas paraSigue leyendo «Perder el miedo»

Nada que decir

Días como hoy sin punto de inspiración me veo atascada entre letras y palabras que no logran expresar nada de lo que te quisiera contar.   Un vacío infernal siento en mi interior perdida entre lagrimas que no tienen explicación.   Reiteradas veces el mismo error cometo y otras tantas te prometo no volver aSigue leyendo «Nada que decir»