A contrarreloj

La muerte es una bala perdida que espera encontrar un cuerpo donde anclarse. Una mirada que le hable en su idioma. Quizá un sentido que se le escape. Quizá la cotidianidad en el tiempo. Vas a contrarreloj huyendo. Y sin embargo la vida sigue bombeando en tu cuerpo, con una instancia imparable, sin frenos.

Todo es un laberinto

Todo es un laberinto entre tus labios y los míos; entre lo que digo y una vez soñé. Todo es un laberinto entre tu pálpito y mi desatino; entre lo que ansío y antaño toqué. Todo es un laberinto entre lo absurdo y lo que cobra sentido; entre lo que aspiro y al final tendré.Sigue leyendo «Todo es un laberinto»

Qué más da

Qué más da lo que piensen -o peor, lo que pienses-, cuando lo único que importa son los surcos de tus manos, que escriben tu camino. Qué más da hacer garabatos en su sucio bosquejo que ni siquiera aspira a ser entendido. Qué más da no hallar la respuesta que nunca buscaste, no encontrar huecoSigue leyendo «Qué más da»

Instantes

Quizá nunca estamos listos del todo para enfrentarnos al veloz paso del tiempo. Tal vez jamás sepamos valorar justamente el instante presente, el segundo que se nos regala en este mismo momento. Cada vez más, el ser humano prefiere estar ausente, distraído, anestesiado… para dejar de sentir cómo a cada respiración se le escapa unSigue leyendo «Instantes»

Años

Años y vida, enteros; directos al destierro. Años y vida, sesgados; anclados al recuerdo. Años y vida, relegados a la amnesia, al relevo. Años y vida, descarriados entre descuido y acierto. Poema que forma parte del libro «Tú, yo y el mundo».

Tiempo al tiempo

Sigo esperando a alguiendentro de un calendarioque solo conoce de semanasy si le hablo de septiembreme mira con extrañeza. Ya no existen los díasni ganas, ni ansias, ni paciencia,ni rastro de lo que fuetu labial sobre mi almohada. Se quedaron en pausatodas las veces que de amorpusimos en vilo al airecomo recuerdos atorrantessaboreados con delicadeza.Sigue leyendo «Tiempo al tiempo»

Aprender

Aprender a mirar con benevolencia; a ser extraño que desde fuera me ve sin juicio o sentencia. Aprender a mirar desde alto cual pájaro que otea las luces y sombras reflejadas en el suelo, muy abajo. Aprender a librar mis guerras, tratando de evitar montar demasiadas trincheras en mis contiendas. Aprender a sortear minas enSigue leyendo «Aprender»

Demasiado tiempo a solas

A quienes se conocieron a sí mismas por primera vez -otra vez-. Ha sido demasiado el tiempo para conocer mis adentros y repasar los pliegues de mi cuerpo, para contar mis lunares, para descubrir la imperfección, renegar de mis rasgos, perdonarme por ello una y otra vez. Suficiente para encontrar el color avellana en misSigue leyendo «Demasiado tiempo a solas»

Nostalgia

Nostalgia de un tiempo lacio, de tiempos pasados y yo no puedo más que recordar.   Recordar  lo remoto y volver  a transitar tu corazón.   Nostalgia: herida de algo que ya ocurrió, sin margen, sin parar.   Una fuga que se vetó. Un camino que se hizo y ya pasó.   Nostalgia de unSigue leyendo «Nostalgia»

Cuando se trata de amar

No puedo evitar pensar lo que hay detrás de cada cifra: cuántas familias, cuántas lágrimas, cuánta impotencia, cuánto dolor. No puedo dejar de pensar cuántas historias se han acabado o cuántos corazones se han roto. Y aún así confío. Hay momentos en los que la tristeza se vuelve incontenible y solo la fe puede calmarla.Sigue leyendo «Cuando se trata de amar»

A medio camino

Uno, dos, tres segundos. No ha querido seguir contando, pero a ratos siente que el tiempo es tan denso que puede palparlo. Ha esperado tanto… Y ahora parece que los minutos se alargan con afán. Un cambio de circunstancias y todo patas arriba, un abismo entre los dos. Ya no es él el lugar enSigue leyendo «A medio camino»

Intermitencias

Esta vez te escribo en prosa, por las intermitencias del verso, por las latencias en nuestro tiempo, por nuestro irreparable pasado, nuestro inevitable presente y nuestro desconocido futuro. Somos un reloj de arena, grano a grano avanzando, cada vez más cerca de dar la vuelta y comenzar de nuevo, seguir con el angosto espacio entreSigue leyendo «Intermitencias»

¿La gloria eterna o la derrota incansable?

«Debí haberme ido ayer,y aquí no soy más que mi propio retraso»Milan Kundera Desde el origen de las civilizaciones, el llamado tempus ha dictado la existencia humana. Ya en la época de los egipcios, éstos trataban de descifrar la magnitud temporal. Para ello, procuraron darle forma a la cuestión usando diferentes herramientas, entre ellas, laSigue leyendo «¿La gloria eterna o la derrota incansable?»

Hoja seca

Hoja seca arrastrada por vendaval.   Diseña surco, por el viento trazado ya.   Presta huye de su rama; cuidadosa, por la noche.   La Oscuridad te cobija; la Alevosía te acoge.   Poema que forma parte del poemario «Trazas de vida».

De disfrutar del momento presente [I]

Cuando está en su mocedá’El niño corre deprisaSin pararse en donde pisaNi mirar por donde va; ¡Mas quién lo vio y quién lo vieraYa con arrugada frente!Caminando lentamente,Con calma, observa y espera. Y es que se dio cuenta un día,Al cansarse ya su pierna,Que de su carrera eternaNada disfrutado había. Desde entonces simplementeVa intentando repararElSigue leyendo «De disfrutar del momento presente [I]»

El tiempo

Me voy a hundir en la penumbra. Hoy me acobardan los pensamientos en el mar del anochecer. Me voy a hundir, me estoy hundiendo en la desesperación. Me estoy perdiendo en el olvido. Me estoy ahogando en medio del ocio y la música, de las noches tristes y solitarias. La oscuridad me abraza y luegoSigue leyendo «El tiempo»

Inestable

Inestable en banco de calle.   Falso pie lo sujeta.   El aire lo menea.   Ondeante en banco de calle.   Roídas tablas lo cimientan.   Sin poste claro- veleta.   Poema que forma parte del poemario «Trazas de vida».

Nuestro tiempo

A veces por desidia dejas correr los meses, años… Cuando te das cuenta ha pasado más tiempo del que pensabas. Alarmada piensas en todo lo que has perdido. La cabeza te dice que tal vez no es buena idea, pero el corazón salta de alegría. Te preguntas cómo serán ahora aquellas amigas con las que compartisteSigue leyendo «Nuestro tiempo»

En la espera

Se clava en mi pecho la espina que lleva grabada a fuego y espada la huella de tu nombre. No puedo sacarla. No quiero arrancarla. No debo tocarla. Es dulce la sangre que mana de esta herida, mas no puedo probarla. No es momento de beberla. No me siento preparada. No puedo aún saciarme conSigue leyendo «En la espera»

Tiempo de niebla

La sensación de estar perdido, de no saber con certeza hacia dónde te diriges, el miedo a no encontrar aquel destino que tu corazón debiera anhelar interiormente, el miedo a no encontrar el corazón que interiormente anhelas como destino. El echar de menos la inspiración y el huir de ella cuando te sorprende, el negarteSigue leyendo «Tiempo de niebla»

Desesperación

Doy vueltas por la habitación, parezco una fiera enjaulada. Me siento pero me levanto enseguida como si tuviera un resorte que me hiciera saltar. Me acerco y te miro, sigues igual, no hay ningún cambio. Se me escapa el aire que retenía en los pulmones; no me había dado cuenta de que me estaba ahogando.Sigue leyendo «Desesperación»

Pongámonos las alas

Porque no siempre estamos donde tenemos que estar, hoy mancho mis manos con lágrimas de tinta. Porque no siempre somos quienes tenemos que ser, dejo en la puerta la máscara de los jueves. Por el tiempo que no pasamos con quien espera en la puerta nuestra llegada, con los brazos abiertos. Y por el queSigue leyendo «Pongámonos las alas»

Manos arrugadas

Con las manos arrugadas me llenaste de memorias, cada pliegue, cada marca, me invitaba a soñar. Eran tus historias, aquellas que pasaron por una vida ya lejana; eran el desafío a la gravedad del tiempo, negándose a caer. Con mucha atención las escuchaba como quien oye el rumor del viento, como quien palpa el sonidoSigue leyendo «Manos arrugadas»

Reloj

Si echar de menos es perder el tiempo, es robar minutos al crepitar del silencio, es matar a besos el baile del mañana, es partir a balas el desgastar de la palabra, por qué me ato las cuerdas de la esperanza a las muñecas, las del desasosiego a los tobillos, rompo los cuadros que expresanSigue leyendo «Reloj»

Carta al cielo

Tu cuerpo se marchitó hace días, meses o años. Ya no estoy muy segura. Con en tiempo, tu aroma se alejó de las almohadas en donde tendrías que haber descansado tu cabeza, pero que terminaban en el suelo todas y cada una de las noches. Se volvieron insípidas las caminatas matutinas, mis pies extrañando tuSigue leyendo «Carta al cielo»

Cuántas veces

Cuántas veces habré mirado atrás para saber si de verdad estoy donde quiero estar. Si de verdad esto es una pesadilla o es la triste realidad. Llevo desde aquel 3 de febrero encerrada en una burbuja, que espero que se pinche con las espinas de la rosa que me robaste. Veo la vida pasar aSigue leyendo «Cuántas veces»

El reloj no se detiene

Una vez soñé vivir para siempre para realizar los sueños que hace tiempo perdí, mas la vida me ha hecho consciente que solo se valora lo que tiene fin. Si la flor nunca se marchitara no tendría gracia que pudiera florecer, si el amor nunca se marchara nadie buscaría alguien a quien querer. La bellezaSigue leyendo «El reloj no se detiene»

Aquí estoy

Aquí estoy escuchando las canciones que escuchaba de pequeño, cuando la soga no ahoga cuando todo el mundo es bueno.   Aquí estoy recordando emociones casi olvidadas por los años, cantando por lo bajo melodías sencillas que penetran tan adentro.   Aquí estoy ahora, en mi burbuja del tiempo, vuelvo a ser el niño queSigue leyendo «Aquí estoy»

Paseando entre recuerdos

No puedo dejar de pensaren nuestro primer encuentrover aquellos ojos brillary mi alegría por dentro. Esos momentos de paseary de tus risas conciertosyo sólo podía soñarcon ser por siempre tu cielo. Aquella espera al despegary todos los sentimientosque no hice más que relegarcuando me lo pidió el miedo. Pero el tiempo sabe esperarrodeándose con recuerdosyoSigue leyendo «Paseando entre recuerdos»

¿Eso es todo?

El científico imberbe se metió a su máquina del tiempo (que más parecía una simple caja de cartón), no sin antes pedir a su audiencia que grabaran en vídeo sus últimas palabras para verificar los resultados: “Cuando salga de esta máquina del tiempo, lo haré en el futuro”. Y efectivamente lo cumplió: cuando salió yaSigue leyendo «¿Eso es todo?»