¿Acaso alguien está exento de soñar?

Posiblemente sea cierto eso de que no sé volar tal vez sobren fuerzas para hacerlo quizás tenga que arreglar las ganas. Es posible que el carmín que me besaba fuera en realidad un tatuaje en mi espalda justo en el momento en el que mi corazón escapaba. Probablemente no supiera querer sin quererte aun sabiendoSigue leyendo «¿Acaso alguien está exento de soñar?»

Ejemplo a seguir

Es imposible imitarte pero siempre intentaré parecerme a ti, con tu corazón tan gigante mi eterno ejemplo a seguir. Tu honradez es más grande que los siete mares juntos. Con tu bondad y tu valor tu lealtad hacia los tuyos que tu brisa nunca deje de soplarme que mi risa sirva para verte feliz. TuSigue leyendo «Ejemplo a seguir»

Segundas partes

Las lágrimas tristes no tienen conciencia ni el pecado interferencias, él va en busca de otro sol mientras tú esperas con impaciencia. El olvido íntimo amigo de las promesas sinceras el castigo íntimo enemigo de la esperanza eterna. Que no es lo mismo querer que amar que es injusto estar por pena, pero los coloresSigue leyendo «Segundas partes»

París

El día más bonito en la historia de París, al menos para mí, para nosotros. Con mi pregunta saliendo de mi boca se paró el tiempo en aquel arco creyendo estar a solas. Me temblaba hasta el alma agarrando la felicidad por completo y los testigos captaron el momento del abrazo más sincero jamás entregado.Sigue leyendo «París»

Confesiones

Te diré te quiero cada vez que te vea y mantendré mis ganas de llenarte de caricias tu alma. Aun cuando esté de mal humor romperé mi silencio para hacerte reír y jugaré al escondite con la tristeza. Mi abrazo esquivará tus miedos y solo caminaremos sobre la tranquilidad. Soplaré al viento si te vieneSigue leyendo «Confesiones»

El niño del piano

Aquel niño tocaba el piano como los ángeles esa forma de acariciar las teclas como si se tratase de un emisor enamorado en la piel de un receptor ilusionado. La melodía de la inocencia tan llena de paz y de belleza de luz y de magia. Aquel niño vivía en su oscuridad, no sabía loSigue leyendo «El niño del piano»

Diario de un refugiado

Vivo entre la frontera de la libertad y el precipicio congelado entre instantes como dos amantes sin amor. Guardo fuerzas por si tuviera que huir ya no me quedan sueños por soñar me queda mucha risa por reír. Vivo entre vidas que no elegimos casas derrumbadas por el abismo tan solo contagian tristeza al menosSigue leyendo «Diario de un refugiado»

De repente

Y de repente el aire viene de espaldas para que vueles, el tiempo quieres detenerlo pero sucede que se vuelve más rápido, sucede que sonríes sin saber por qué o sabiéndolo sin querer. De repente aclaras cualquier duda que tenías sobre tu futuro incierto y no solo se vuelve cierto, si no que te gustaSigue leyendo «De repente»

Sigues siendo tú

Entre las rendijas de esta habitación se reflejan los ecos de luz del sol pareciendo que está cerca igual que tú. Asomo al balcón y veo gente pasar ruido y silencio al mismo tiempo, soledad y el abismo que anda despierto. Mi café corto de todas las mañanas y la imaginación de tus besos comoSigue leyendo «Sigues siendo tú»

Aunque me acuerde de ti

Que me acuerde de ti no significa que te eche de menos. Me cerraste el corazón y ahora soy realmente feliz sin tanto cuento. Como un gato y sus vidas aún me quedan varias por vivir. Después de todo, las estrellas fugaces también piden deseos. Encima del lodo me respira otro rostro, me acaricia otraSigue leyendo «Aunque me acuerde de ti»

Escribiendo realidades

Personas que les gusta el sol y buscan sombras, algunas que perdonan las sobras, por capricho cualquier loca. Lunas cansadas de guiar caminos desorientados, razones esquivando miedos y el silencio huyendo de la soledad. Restos de risa por algún recuerdo, presos en vida aún con libertad. Conciencias con secretos ocultos, la maldad siempre dando tumbos,Sigue leyendo «Escribiendo realidades»

Dos versiones de olvidar

1. Supongamos que después de cuatro meses vuelves al lugar de donde decidiste marchar. Supongamos que me echas de menos al menos tanto como yo. Que no te adaptas a vivir sin mi abrazo a andar descalzos por la risa que provocaba mi caricia en tus pies. Supongamos que hablo del futuro y que siguesSigue leyendo «Dos versiones de olvidar»

Después de todo

Prefiero pedir permiso a pedir perdón, excepto si se trata de amor, entonces cojo la llave del corazón y abro de par en par sus siete puertas. Prefiero pasar desapercibido, excepto si se trata de reír, entonces lo hago a carcajadas aunque la gente se gire para mirarme, al fin y al cabo la risaSigue leyendo «Después de todo»

Querido futuro

Querido futuro, te pido por favor que no vuelvas a parar el reloj de ningún corazón inocente. Que abras la felicidad eterna al valiente, que solo hayan contagios de risas. Te ruego con razón que titules la vida sin guerra, que prevalezca el respeto sea el acento que sea, que se extinga la envidia delSigue leyendo «Querido futuro»

Podría

Podría derrumbar el muro de tus miedos, y borrar tus huellas dirigiéndose a lo incierto. Podría perderme en tu silencio de intenciones, y prometerte una nube sin lluvia. Podría quererte hasta morir, y esquivar la ventana de tus dudas. Podría hacerte llorar por reír, y regalarte una estrella que te guíe hacia la luna. PodríaSigue leyendo «Podría»

Estando contigo

Cómo puede ser que te echara de menos, aún ni habiéndote conocido. Cómo puede ser si, ahora que estás conmigo, superas la realidad de lo que soñaba. Cómo puede ser que antes creyera ser feliz si, ahora que despierto contigo, me doy cuenta que río hasta dormido. Ahora que ya entiendo que las flores huelenSigue leyendo «Estando contigo»

Sin miedo a marchar

Como cada noche esperaba la llamada de su libertad, como cada noche seguía esperándola. Decía haber vivido todo lo que la vida había querido que viviera. Decía que no tenía miedo de marchar donde nacen las estrellas. Como cada noche esperaba el viaje eterno al más allá, como cada noche seguía esperando. Decía haber cumplidoSigue leyendo «Sin miedo a marchar»

Positividad

Cualquier dolor siempre es pasajero, y cuando se marcha lejos, se convierte en recuerdo. Incluso es bonito pensarlo, a veces, con melancolía y otras, dando gracias al destino. El miedo siempre acompaña al viajero, depende ti dejarlo que flote, o que se hunda dentro de tu consuelo. Así que nunca dejes, que ninguna venda loSigue leyendo «Positividad»

Cien veces

Que lance el primer perdón, aquel que no haya mentido por amor. Que escriba cien veces lo siento, en la pared injusta de la incomprensión. El pasado ayuda al presente, a rebatir los problemas perseverantes. Ahora, que vuelven a acompañarme, los domingos por la tarde, ahora que, afortunadamente, nada es como antes. Que subraye elSigue leyendo «Cien veces»

Relato de una condena

Aquel viernes amanecimos sin poder querernos más, sin duda, el mejor momento de mi vida. Le regalé un beso diferente que yo mismo inventé, ella y sus caricias en mi espalda. Desayunamos café y nuestro abrazo de cinco segundos eternos. Quedamos para comer en nuestro restaurante favorito, siempre puntuales como los puntos suspensivos. Éramos clientesSigue leyendo «Relato de una condena»

A tan solo tres pasos

Estuve a tan solo tres pasos, de serle infiel al sueño de tenerte. Pero se aliaron los astros, y brilló tu preciosa sonrisa, en medio de tanta gente. Estuve a tan solo tres pasos, de abandonar el barco, y dejar que naufragara, en medio del océano de mi suerte. Pero se unieron las risas, lasSigue leyendo «A tan solo tres pasos»

Los lunares de su piel

Ocurre que a veces, la vida va y te sorprende. Ocurre que a veces, la vida va y te regala un poco de suerte. En ese preciso instante apareces, yo, regateando a la cuerda floja, tú, dando equilibrio a mi historia. Ocurre que a veces, la vida va y te enseña, ocurre que a veces,Sigue leyendo «Los lunares de su piel»

Dentro de ti

Estuve tan dentro de ti, Que se como lates, Se como eres por dentro, Y sigo sin entender, Como te cabe el corazón en ese pecho. Estuve dentro de ti, Mientras me dabas la vida, Aún ni siquiera habiéndola empezado. Estuve tan dentro de ti, Que aprendí de memoria, El universo de caricias que meSigue leyendo «Dentro de ti»

Entre dos pieles

Tenía todo cuanto quería, Su mujer, sus hijos, Una casa grande, Para que cupiesen, Todos los recuerdos. Quería solo cuando sentía, Y por eso formó una familia, Una familia humilde, alegre, sencilla. Pero el tiempo le cambió. Quizá fue la rutina, La maldita rutina. Una piel le decía, Siempre serás fiel, Otra le pedía, VivirSigue leyendo «Entre dos pieles»

Rutina

El la echaba de menos, Aún sin saber restar, Lo curioso era, Que la tenía cerca. El la echaba de menos, Los besos quedaron atrás, Lo curioso era, Que dormía con ella. El sentía de más, Probablemente, Ella de menos. Caricias marchitadas pensaba, Algún te quiero sin ganas, La rutina que abraza, Con el tiempo.Sigue leyendo «Rutina»

El circo de lo absurdo

Se disfrazan con mentiras, Con camisas o trajes que ni alquilan. Algunos ni siquiera se explican, Sin argumentos ni credenciales, Con nuestro futuro bajo llave. Podemos rendir cuentas sin ahogarnos, Creo que es hora de ir madurando, De estilo y pensamientos. Ofrecen rosas con espinas, Que algunos agarran y confían, En un presente y futuroSigue leyendo «El circo de lo absurdo»

Vuela

No te calles por vergüenza, No disimules tu coherencia, Que privar de libertad, No tiene perdón. Rechaza cualquier gesto de naufragio, No disfraces la rebeldía de sus manos, No esquives la palabra maltrato, No aceptes perder como fracaso, Que privar de paz, No tiene perdón. Tu piel cansada de espanto, Y tu voz en silencioSigue leyendo «Vuela»

Aquí estaré

Aunque la niebla inunde el camino, Las flores dejen de oler, El sol deje de ser amarillo, La carretera se cubra de hiel. Aunque el mar se agote, La luna se vaya, El cielo se vuelva gris, Los árboles dejen de crecer, Y el aire solo venga frío. Aunque la esperanza se pierda, Y elSigue leyendo «Aquí estaré»