Hombres de maíz

El primero en desaparecer fue Román. Nadie en el pueblo supo decir cuándo fue la última vez que lo vieron, unos decían que había sido la noche del viernes 13, como si de mala suerte se tratara. Otros decían que en el monte, como si la tierra se lo hubiera tragado reclamando algo que leSigue leyendo «Hombres de maíz»

Refugio

Dominante de fieras salvajes Aceptaste vivir el infierno, Calmaste los demonios que vivían ahí dentro Sin saberlo, encantaste a la reina De los tormentos, De los aburrimientos, Sometiste los miedos Y acabaste con el torbellino de palabras, De silencios, de destrucción, de laceración Subyugante, Llegaste a incendiar el templo, Y sigues sin apagar el fuego.Sigue leyendo «Refugio»

Querer y esconderse

En las hojas de otoño, En la lluvia de octubre, Bajo la sombra de los pasos Y el abismo del camino Dentro de la tapia amarilla El olor a fresas, Dos casas continuas Y una larga espera Se encuentra el recuerdo En el lado izquierdo Donde yacen los labios, Unas caricias, unas manos Retomando elSigue leyendo «Querer y esconderse»

Nos alcanzó el destino

Nos alcanzó el destino en el momento que aterrizamos a la realidad. Quisimos jugar a ser nuestros, pero los plurales interrumpieron el comienzo y poco a poco el silencio se volvió parte de la verdad. Nos alcanzó el destino. Y todas las veces que dijimos querernos ahora parece más bien un relleno para evitar laSigue leyendo «Nos alcanzó el destino»

Si

Si te quedas y me das la mano, Prometo anclarme a tu cuerpo Penetrarte la piel, Adueñarme de tus sentidos Y endurecerte el alma. Si te quedas y me das la mano, Prometo convertir las noches en tacto Los días en momentos Y los minutos en aliento. Si te quedas y me das la mano,Sigue leyendo «Si»

Intermitencias

Esta vez te escribo en prosa, por las intermitencias del verso, por las latencias en nuestro tiempo, por nuestro irreparable pasado, nuestro inevitable presente y nuestro desconocido futuro. Somos un reloj de arena, grano a grano avanzando, cada vez más cerca de dar la vuelta y comenzar de nuevo, seguir con el angosto espacio entreSigue leyendo «Intermitencias»

Diablo

Amo del abismo; me entregaste en plata la capitanía del más profundo de tus niveles, donde yace la fortuna del mejor de los pecados. Me quedé en el segundo piso con el clavel blanco que pensé en sembrarte durante aquella primavera resguardada bajo tus alas negras. Guardamos el invierno iluminados por la luna, jugando aSigue leyendo «Diablo»

Tormenta

Caminamos en un mar de lava, Calmándonos el hambre, Saciándonos con calma, Clavándonos las uñas en el alma, Yo, tormenta, tú, fogata Yo, invierno, tú, infierno Los dos provenientes del verso, Nocturnos, sedientos Huyendo del miedo, Y la soledad abrasadora. Nos sumergimos en la piel, Ajena, alterna, Intermitente; Nos arriesgamos a lo improbable, Nos sumergimosSigue leyendo «Tormenta»