El pase largo

No quise pensarlo mucho y me decidí por el pase largo que dibujó una hermosa parábola en el cielo de aquella tarde. En campo rival, Pedro tuvo cierta dificultad para controlarla pero su mágica zurda fungía de guante. La mantuvo así por algunos segundos hasta que le duplicaron la marca y se vio en laSigue leyendo «El pase largo»

Mi amiga Li

Cuando la vi me puse tan feliz. No había visto humana más bonita que ella. Vestía de color negro, usaba botas y su cabello pelirrojo combinaba con sus labios. Era una noche fría y las gotas de lluvia comenzaban a descender, se encontraba varada en medio de la carretera y parecía no saber qué hacer.Sigue leyendo «Mi amiga Li»

Ojos negros

Estaba asombrado de lo vacío que iba el vagón de metro. Lógico; la hora punta hacía rato que había pasado. Contemplaba mi reflejo en el cristal. Iba sentado, sujetando la caja entre mis manos, el pelo revuelto, el cuello de la camisa desabrochado y la corbata floja.Intentaba recordar cómo había llegado a ese punto. MeSigue leyendo «Ojos negros»

Ausencia

El perfume delata tu ausencia, silenciosa salida hacia la nada, contratiempos, excusas, faz pasmada, pudo ser una locura o demencia. Un gran hueco dejaba la partida, se marchitan las rosas, cae el espejo. Todo fue una ilusión, funesto reflejo, falso amor, aposté, perdí la vida. Grandes males cayeron en mi casa, si supiera lo oculto,Sigue leyendo «Ausencia»

El nudo

—¡Ay, Floriana, me quiero morir, ese nudo…! —Pero, Celina, te lo até como me pediste, bien alto a la cintura, con… —No seas boba, vos sabés que te estoy hablando del otro nudo. —No es nada, apenas… —Dejate de inventos, ¿querés? Te hablo del nudo que me quedó en el pelo, abajo del tocado. ¡JustoSigue leyendo «El nudo»

Agradecer es menester

Amo a los que amo aunque redunde Y agradecer es menester Nadé en las olas de mis lágrimas En el mar de leva de mi dolor Su amor consoló mi alma Se convirtieron en mi bastión Gracias por echarse a cuestas El lado oscuro de la fiesta, Por hacerme invencible Y ser mi soporte enSigue leyendo «Agradecer es menester»

¡Se colgó la bandera, nomá’!

16 de julio de 2018 (página de mi diario) Releía recién lo que escribí hace ocho años, cuando perdíamos en la semifinal. Lloraba de orgullo. Pero lo que viví ayer con la final fue para quedarme mudo. Otra cosa no se puede decir. Porque lo que sentí… Pasó mucha agua bajo los puentes desde aquellasSigue leyendo «¡Se colgó la bandera, nomá’!»

Heartbreaker

Estoy perdiendo mi dignidad, la estoy perdiendo mientras tú la pisoteas. Mientras yo me ahogo en lágrimas perdidas. Las mismas lágrimas con las que me pierdo en esta inmensidad de mundo. Me estoy aislando, me escondo en la oscuridad que me cobija. El sol solo me trae malos recuerdos. Solo quiero volver a pasar desapercibida,Sigue leyendo «Heartbreaker»

Una flecha

Moro estaba sentado en el cordón de la vereda. Muy pensativo, seguía dándole vueltas a las confusas palabras de Amir. Significaba algo: tener pareja. Andar con alguien. O algo así. ¿Se le daría…? Pasó Tris y lo saludó. Como Moro no le devolvió el saludo, Tris lo rezongó y le preguntó qué le estaba pasando.Sigue leyendo «Una flecha»

Una luz

Moro fuma recostado contra la puerta de los apartamentos donde vive. En eso, sale Andy. Un vecino y amigo con el que tiene mucho en común. A los dos les faltan padre y madre. Y sin embargo, Andy siempre parece como recién llegado de otra galaxia, lleno de novelería. Moro se incorpora para recibir unSigue leyendo «Una luz»